Maniatan a los empleados de un chiringuito de Cabopino para robar las nóminas

El chiringuito asaltado se encuentra junto al puerto deportivo de Cabopino.
El chiringuito asaltado se encuentra junto al puerto deportivo de Cabopino. / Josele-Lanza -

Una banda de ladrones retuvo a los trabajadores durante más de una hora para hacerse con un botín que superaría los 80.000 euros

JUAN CANOMálaga

El local estaba cerrado. Los últimos clientes se habían ido poco después de medianoche y en el Andy’s Beach Bar, en Cabopino, solo quedaban tres empleados. Estaban haciendo limpieza a fondo de la cocina. Pero se vieron sorprendidos por una banda de ladrones que los maniató y se apoderó de una importante suma en efectivo que el dueño del chiringuito tenía reservada para el pago de las nóminas de ese y de otros negocios que regenta. Según fuentes cercanas a la empresa, se llevaron más de 80.000 euros en efectivo.

El golpe lo perpetraron entre tres y cinco personas –no todos se dejaron ver ante las víctimas, que no coincidieron en el número de asaltantes– durante la madrugada del domingo al lunes. Según ha podido saber SUR, los delincuentes, que actuaron con el rostro cubierto por pasamontañas o capuchas, irrumpieron en el local pasadas las dos de la madrugada y retuvieron a los trabajadores más de una hora, cerca ya de las cuatro de la mañana.

Cuchillos y palos

Los ladrones iban armados con armas blancas y palos, aunque a una de las víctimas le pareció ver que uno de ellos llevaba también una pistola, extremo que está sin confirmar. En el establecimiento, que está junto al puerto deportivo de Cabopino, la policía recuperó uno de los cuchillos utilizados en el asalto y que, al parecer, los atracadores habrían cogido del interior del local.

Dos jóvenes asaltaron al recepcionista de un hotel en Mijas, al que propinaron patadas y puñetazos

Según las fuentes consultadas, los delincuentes destrozaron la caja registradora contra el suelo para hacerse con el dinero que contenía. Pero después inspeccionaron todo el establecimiento hasta dar con la caja fuerte, para lo que no dudaron en tirar varias cajas de bebidas que se interponían en su camino. Los daños causados en el negocio también serían elevados, ya que, además, rompieron varias puertas y otros enseres del local.

Antes de marcharse, los atracadores maniataron a los tres empleados para asegurarse la huida. Además, se llevaron el coche de uno de los camareros, que utilizaron inicialmente para darse a la fuga. Sin embargo, la policía recuperó poco después el automóvil, que los delincuentes abandonaron en la zona.

Del caso se ha hecho cargo la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la comisaría de la Policía Nacional en Marbella. Los agentes han empezado por tomar declaración a los afectados y han realizado una inspección ocular tanto en el chiringuito como en el vehículo recuperado.

Sólo unas horas después, se produjo otro atraco en Mijas, en el Hotel Ilunion Hacienda del Sol, que está situado en el kilómetro 4 de la carretera A-387. Según fuentes cercanas al caso, dos jóvenes que ocultaban sus rostros bajo pasamontañas irrumpieron sobre las siete de la mañana en la recepción del establecimiento y, sin mediar palabra ni exhibir arma de fuego alguna, comenzaron a propinarle patadas y puñetazos. Tras ello, abrieron la caja fuerte, que contenía el dinero de la recaudación (no ha trascendido la cuantía exacta del botín), y emprendieron la huida. Pese a los golpes que recibió, el trabajador no sufrió ninguna herida de gravedad durante el asalto, que investiga la Unidad de Policía Judicial de la Guardia Civil.

Fotos

Vídeos