Una limpieza a fondo en Marbella

Voluntarios de mar y tierra extraen sacos con los objetos recuperados ayer en el Puerto Deportivo. /Josele-Lanza -
Voluntarios de mar y tierra extraen sacos con los objetos recuperados ayer en el Puerto Deportivo. / Josele-Lanza -

Socios del Club de Buceo COIS extraen desinteresadamente del lecho del Puerto Deportivo más de una tonelada de objetos contaminantes, voluminosos y singulares

NIEVES CASTRO MARBELLA.

Aficionados al submarinismo -socios del Club de Buceo COIS de Marbella- se sumergieron ayer en las poco cristalinas aguas del Puerto Deportivo Virgen del Carmen para limpiar los fondos de forma desinteresada. En apenas dos horas sacaron a flote algo más de una tonelada de objetos contaminantes como dos baterías, voluminosos como un cubo de basura y singulares como un monopatín. Elementos de toda índole que han acabado en el fondo del puerto de Marbella, unos por accidente y otros por desaprensión, y que fueron rescatados y entregados al Ayuntamiento de Marbella para su gestión.

En total, en el operativo de limpieza participaron 51 personas: 36 voluntarios con sus respectivos equipos autónomos de buceo y 15 más en tierra firme dispuestos a agarrar con fuerza los sacos donde los submarinistas metían los objetos que iban encontrando en el fondo del puerto prácticamente a tientas y a ciegas por efecto del lodo.

No es la primera vez que el Club de Buceo COIS de Marbella lleva a cabo una limpieza en el fondo del recinto náutico; desde hace tiempo impulsa, al menos, una jornada anual de este tipo, doce años de forma consecutiva en colaboración con el Ayuntamiento.

Ante la montaña de objetos recuperados integrada por un macetero, un carrito de la compra, una muleta, un cabo kilométrico de una barcaza, dos relojes, dos móviles ... el presidente del Club de Buceo COIS, Salvador Galdeano, se muestra doblemente satisfecho. Por una parte, contento por haber sacado algo más de 1.000 kilos de basura del fondo del mar (teniendo en cuenta que algunos de los objetos recuperados eran muy pesados), y por la otra convencido de que los mensajes de calado medioambiental van haciendo mella en la sociedad, puesto que se ha recogido prácticamente la mitad de residuos que el año pasado. «Este año, por suerte, sólo hemos encontrado dos baterías de coches que usan los barcos para el arranque, que, a pesar de ser altamente contaminantes acaban siendo tiradas por la borda en vez de ser recicladas. Hemos recuperado también otros objetos grandes como bidones de basura y carros de compra que muchas veces caen al mar por fuertes ráfagas de viento, pero lo más curioso que hemos sacado ha sido un monopatín y una muleta no de torear sino de andar», cuenta Galdeano. Junto a estas sorpresas también se han recuperado objetos «clásicos»: los vasos. Recipientes que provienen de los bares del recinto náutico y que siguen enterrados por cientos en el fondo a pesar de la labor de limpieza anual, según denuncia el presidente del Club.

El concejal de Medio Ambiente, Playas y Puertos, Manuel Cardeña, apuntó, por su parte, que este año el Puerto Deportivo está implicado en una campaña de concienciación ambiental dirigida especialmente a frenar la contaminación marina por plásticos y «reducir su impacto» en el ecosistema.

Fotos

Vídeos