El legado de don Cándido en Marbella

Pilar Calvo y Cándido Fernández en la presentación del libro 'Marbella, otro mundo', en Madrid. /F. BANÚS
Pilar Calvo y Cándido Fernández en la presentación del libro 'Marbella, otro mundo', en Madrid. / F. BANÚS

Fernández Ledo dice adiós por razones de edad a la presidencia de la Fundación José Banús y Pilar Calvo, institución privada a la que ha dedicado dos décadas de brillante trabajo

Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

Si alguna vez tienen oportunidad de volver a ver la exitosa miniserie 'El tiempo entre costuras', que emitió en 2013 Antena3 con un récord de audiencia sin precedentes, presten atención a la melodía. Escuchen. La Fundación José Banús y Pilar Calvo jugó un papel crucial en el desarrollo profesional del autor que compuso la banda sonora de la adaptación televisiva de la novela de María Dueñas. César Benito, artífice de otras músicas para producciones célebres como 'Allí abajo', fue becado por la institución en los años 2001 y 2002. El nombre del compositor y productor marbellí figura junto al de otros vecinos de valía que han recibido el apoyo expreso de esta entidad sin ánimo de lucro para iniciar o continuar sus estudios. Las becas para formación, especialización y perfeccionamiento en actividades artísticas y deportivas ocupan un lugar destacado en la titánica labor desarrollada por la Fundación desde sus inicios a mediados de 1998, cuando se puso al frente de la presidencia Cándido Fernández Ledo, por expreso deseo de la fundadora, Pilar Calvo y Sánchez de León, la viuda del promotor de Puerto Banús. No obstante, el trabajo meticuloso desarrollado desde entonces en pro de la cultura, el deporte y el turismo en la ciudad de Marbella, bajo la batuta de este gallego nacido en La Habana hace 87 años, no se agota en la concesión de becas, como él mismo se encargó de recordar el pasado 5 de agosto a los patronos de la Fundación en una carta con la que dice adiós al cargo por razones de edad.

«Tras el trabajo de los albaceas testamentarios nombrados por la fundadora y a su cabeza Fernández Ledo, después de ingentes trabajos, dieron redacción a la escritura de constitución de la Fundación, otorgada el 11 de febrero de 1998, ante el notario de Madrid José Luis Álvarez Álvarez, quedando inscrita la misma en el Registro de Fundaciones de Andalucía el 1 de junio, fecha a partir de la cual adquirió personalidad jurídica propia y es la fecha que debemos considerar como creación legal y puesta en marcha de la Fundación», explica a SUR la directora gerente de la institución, Beatriz Fernández Cuadra.

Más

Cumplimentada la parte legal, arrancaron las actividades de difusión cultural. La primera cita patrocinada, el Concierto de Año Nuevo, a cargo de la Orquesta Sinfónica de Odessa, en la Iglesia de la Encarnación de Marbella. La última, el ciclo literario La Ficción de La Historia esta primavera, con el que la entidad reunía a cinco literatos de altura, entre ellos, Armas Marcelo y Fernando Aramburu. A lo largo de los 19 años que separan aquel concierto y este encuentro literario, la Fundación ha patrocinado 561 actividades. Desde un Festival de Ópera, que se estuvo celebrando durante 14 años para orgullo de Fernández Ledo por tratarse hasta entonces de una cita pionera en la ciudad, a torneos deportivos o programas de radio y televisión. Conciertos y concursos de cuentos o fotografía también han sido merecedores del paraguas de la entidad marbellí, junto exposiciones de pintura, publicaciones o representaciones de obras de teatro que de otra manera, difícilmente, hubieran visto la luz. Además de estas manifestaciones culturales, las citadas becas, su apoyo financiero para la restauración del Altar Mayor de la Iglesia de la Encarnación o las subvenciones a entidades y asociaciones de Marbella han contribuido a labrar una sociedad con mayores posibilidades de acceso a la cultura y la formación como era el deseo de la fundadora; tarea para lo que dejó un legado de 770 millones de pesetas, más de 4,5 millones de euros.

Hasta el pasado mes de diciembre, la Fundación había invertido 4,7 millones de euros en el apoyo de las actividades descritas, dinero procedente del rendimiento de inversiones financieras tras la venta del patrimonio de Pilar Calvo. El talento inversor ha hecho crecer el legado original hasta el punto de que la dotación actual de la Fundación supera los 8,5 millones de euros.

El día a día: el Patronato

Al frente de la gestión, se encuentra un Patronato que administra los bienes, programa y decide las acciones a ejecutar, velando por el cumplimiento de la voluntad de la fundadora. Este órgano de gobierno está integrado por media docena de personas, entre ellas la patrona vitalicia y ahora nueva presidenta, María Teresa Cuadra Garrido, esposa de Fernández Ledo. La gerente de la Fundación explica que la composición del Patronato ha variado poco a lo largo de su historia, prueba de ello es que, en 2005 se produjo una renuncia al cargo por motivos personales y el puesto no fue cubierto hasta 2010 con el nombramiento de un nuevo patrono. «Con carácter general se ha venido renovando el órgano de gobierno para sustituir a patronos que renunciaron por motivos de edad, salvo excepciones, que en todas las casas existen», refiera la responsable, quien alude a contadas renuncias forzosas por haber considerado el Patronato «que no concurrían los valores de lealtad exigibles».

En una entrevista concedida por Fernández Ledo a SUR en 2014, con motivo de la concesión de la Medalla de la Ciudad, contaba que llegó a Marbella «en un momento oportuno». Corría el año 1972. Tras una década desempeñando distintas labores en el Ministerio de Información y Turismo, su nuevo destino se llamaba Banús Andalucía La Nueva, la inmensa urbanización en la que encadenó innumerables responsabilidades como director de hoteles, casinos, restaurantes y del propio Puerto Banús. En estos lares se fraguó la amistad y la confianza con la fundadora, quien no sólo lo nombró albacea testamentario para que diera forma a su última voluntad, sino que además lo designó, con carácter vitalicio, para el cargo de presidente de la Fundación. Tarea que este gallego andaluz, con aspecto de lord inglés, ha sabido desempeñar con acierto y criterio.

Cándido Fernández Ledo

Nació en La Habana (Cuba) el 10 de mayo de 1930.
Licenciado en Derecho, director de Empresas Turísticas y Diplomado en Organización de Empresas por la Escuela de Organización Industrial de Madrid.
De 1962 a 1972 trabajó en el Ministerio de Información y Turismo.
En 1972 se trasladó a Marbella. Fue director gerente y consejero delegado de Banús Andalucía La Nueva, del Puerto José Banús y del Hotel Andalucía Plaza (empresas pertenecientes al grupo Banús).
Presidente de AHECOS, vicepresidente de la Asociación de Urbanizadores y vicepresidente y miembro de la Junta del Patronato de Turismo.
Presidente del CIT.
Director gerente, consejero delegado y presidente de los casinos Marbella y La Toja.

Fotos

Vídeos