Laguna Village limita a dos horas el aparcamiento gratuito

Barrera de acceso al aparcamiento que funciona desde ayer.
Barrera de acceso al aparcamiento que funciona desde ayer. / Ch. M.

La empresa ha reservado además 51 plazas en rotación que no tendrán coste alguno para los usuarios

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

Aparcar cerca de la playa es misión casi imposible en verano. En la zona de Laguna Village, la búsqueda de una plaza ha cambiado desde ayer que la empresa concesionaria puso en funcionamiento una barrera de entrada al aparcamiento que, hasta ahora, había sido de acceso público gratuito.

El aparcamiento dispone de 170 plazas de las cuales 51 serán gratuitas para las primeras personas que las ocupen. El resto tendrá que pagar. Pese a todo, las dos primeras horas seguirán siendo gratuitas para todo aquel que aparque, independientemente de si va al centro comercial o a la playa.

A partir de la segunda hora, la tarifa será de 1,80 euros la hora.

El centro comercial Laguna Village cuenta con más de un centenar de trabajadores que eran, en su mayoría, los que ocupaban el aparcamiento, de manera que las personas que bajaban a la playa no encontraban lugar para dejar sus coches porque el aparcamiento estaba completo desde primera hora de la mañana.

Normalmente a las 12.30 horas el parking colgaba el cartel de completo. Ayer se completaron las plazas sobre las 14.30 horas. Algunos usuarios comentaban que «no nos importa pagar, porque lo que queremos es poder aparcar cuando bajamos a la playa».

Los trabajadores, como el resto del público, tendrá que someterse ahora al ritmo del aparcamiento. «Esto ahora es una lotería porque a cualquier hora que llegues puede tocarte una plaza gratis», señalaba asombrado un vecino que suele acudir a esta playa a diario.

Servicios de emergencia

La rotación de las 51 plazas gratuitas hace que en el momento en el que sale un usuario con el ticket gratuito, se genere un nuevo en la siguiente entrada.

Los servicios de emergencia podrán entrar libremente, al igual que los proveedores, que podrán descargar sus mercancías sin pasar por caja.

En el pleno de la corporación del pasado mes de junio se abordó este asunto a preguntas del grupo socialista. El equipo de gobierno aclaró entonces que se trata de una concesión administrativa que hizo la corporación socialista que, además le reconoció el derecho a la privacidad de parte de los aparcamientos. «De esta forma, ese sistema de barrera que han colocado es para ejercer su derecho de concesión de utilizar una parte de los aparcamientos, tal y como se recoge en el contrato de concesión administrativa que el gobierno socialista le otorgó a este complejo», señalaron en la sesión.

Para solventar los problemas de aparcamiento en esta zona, una de las que cuenta con mayor afluencia de público, el Ayuntamiento ha acondicionado una parcela de tierra situada detrás del chiringuito Crusoe con capacidad para unos 200 vehículos.

Fotos

Vídeos