Un juzgado ordena la readmisión de dos afectados por el ERE en el Ayuntamiento de Estepona

Ayuntamiento de Estepona. /Charo Márquez
Ayuntamiento de Estepona. / Charo Márquez

La magistrada considera nulo el despido de una auxiliar administrativo e improcedente el de un auxiliar de topógrafo

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

El Expediente de Regulación de Empleo (ERE) del Ayuntamiento de Estepona, que afectó a 176 trabajadores, sigue vivo en los tribunales seis años después. El Juzgado de lo Social número 1 de Málaga ha declarado nulo el despido de una auxiliar administrativo e improcedente el de un auxiliar de topógrafo.

En ambos casos, la jueza ordena al Ayuntamiento «la inmediata readmisión» de los trabajadores en las mismas condiciones que regían con anterioridad a producirse los despidos en julio de 2012, con abono de los salarios dejados de percibir, debiendo los demandantes reintegrar las indemnizaciones recibidas una vez sean firmes las sentencias. Contra estas sentencias cabe recurso. La defensa de ambos trabajadores ha corrido a cargo del despacho de abogados de Marbella Daniel Pérez Moreno y Elisa Jurado Azerrad.

El primero de los casos afecta a M.I.O.C. que trabajó como auxiliar administrativo desde marzo de 2003 hasta septiembre de 2011 en la empresa Desarrollos Municipales Estepona, con contratos prorrogados; y desde octubre de 2011 hasta julio de 2012, para el Ayuntamiento, con un salario mensual de 1911,75 euros. El Ayuntamiento argumentaba que la antigüedad era de enero de 2004, y que se había roto el vínculo contractual por cuatro meses. Algo que desestima la jueza al considerar «no relevante a efectos de justificar ruptura de la unidad esencial del vínculo». La magistrada también asegura que existían más personas que poseían una menor antigüedad que la demandante.

La trabajadora estuvo de baja por maternidad de enero a abril de 2012 y solicitó reducción de jornada en julio del mismo año por tener dos hijos menores de edad. En junio de 2012 se le comunicó que se encontraba incluida dentro de la lista de personas cuya relación contractual con el Ayuntamiento podría finalizar con motivo del ERE. Alegó su antigüedad y además, que no habían transcurrido 9 meses desde el nacimiento de su hijo, por lo que solicitó ser excluida del listado de personal afectado por el ERE, dado que se encontraba en un supuesto específico de protección a la maternidad. Punto este que ha apoyado la magistrada en su sentencia, a la que ha tenido acceso este periódico.

El segundo de los casos es el de J.O.F. auxiliar de topografía, cuyo despido ha sido declarado improcedente por la misma magistrada. Según consta en la sentencia el despido se basó en que «actualmente es innecesario un puesto de trabajo a tiempo completo para atender esas necesidades».

La jueza ha tenido en cuenta la declaración de un compañero, «quien fue preciso y contundente en sus manifestaciones», además de que no fueron contradichas, ni desvirtuadas sus afirmaciones por pruebas, ni por las manifestaciones de otro testigo.

Hay evidencias, según la magistrada, de la necesidad del puesto de auxiliar de topógrafo «para la correcta prestación del servicio del correspondiente departamento». Es más, señala la misma que «antes y después de la amortización del puesto, el Ayuntamiento ha precisado de persona distinta a la de los dos topógrafos integrantes de la plantilla, alguna de ellas con categoría de auxiliar administrativo, para efectuar las labores que integran el citado puesto». Y que ante la carencia de personal que ejerza esta función existe una «disfunción en la prestación de servicio».

Hasta el momento el Ayuntamiento había ganado todas las sentencias individuales presentadas por los afectados por el ERE, tanto en los juzgados de lo Social como las recurridas ante el TSJA. Algunos trabajadores han recurrido ante el TSJA y el TS.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos