Un juzgado de Estepona anula el índice IRPH de una hipoteca y la deja a interés cero

Un juzgado de Estepona anula el índice IRPH de una hipoteca y la deja a interés cero

La sentencia condena al banco a devolver más de 70.000 euros al cliente, que además se ahorrará otros 50.000 a lo largo de la vida del préstamo

Nuria Triguero
NURIA TRIGUERO

Ha estado pagando unos intereses muy altos por su hipoteca durante más de diez años, pero a partir de ahora le saldrá gratis. Un hipotecado malagueño ha protagonizado una llamativa victoria judicial contra el IRPH, un índice alternativo al euríbor utilizado por algunos bancos y cajas para fijar los intereses de los préstamos. El Juzgado de Primera Instancia número 5 de Estepona ha declarado abusiva, y por tanto nula, la cláusula de interés remuneratorio referenciado al IRPH Entidades de su hipoteca. Y lo llamativo es que al eliminar este índice no lo sustituye por otro sino que deja el préstamo libre de intereses, de forma que el cliente sólo tendrá que devolver el dinero que le han prestado.

La sentencia afirma: «La consecuencia de la declaración de abusividad de la cláusula de interés remuneratorio referenciado al IRPH Entidades, no puede ser más que la subsistencia del contrato de préstamo, sin devengo de interés alguno a favor de la entidad acreedora» y obliga al banco «a restituir al demandante la totalidad de los importes que por dicho concepto ha percibido durante la vigencia del contrato». A efectos prácticos, esta decisión supone que el Banco Español de Crédito -absorbido por el Banco Santander- ha sido condenado a pagar más de 70.000 euros pagados por el consumidor, llamado Daniel, en concepto de intereses desde la firma del crédito. Y el consumidor se ahorrará aproximadamente otros 50.000 a lo largo de la vida de la hipoteca, según explican desde el despacho de abogados Torremocha y Martínez, que le ha representado en esta demanda.

“Es una sentencia pionera en Málaga ya que el préstamo queda absolutamente libre de intereses”, aseguran desde el bufete. Lo cierto es que este periódico se ha hecho ecos de varias sentencias dictadas en Marbella que también han declarado nulo el IRPH (ver aquí) y también aquí , pero en esos casos se mantuvo como tipo de interés el diferencial.

La sentencia no es firme y, por tanto, puede ser recurrida. Los afectados por el índice IRPH, que no son tantos como los de la cláusula suelo pero también se cuentan por cientos de miles, están a la espera del pronunciamiento del Tribunal Supremo -se espera que sea en breve- sobre la abusividad de este índice. Varias audiencias provinciales -Álava, Vizcaya, Salamanca, Madrid, Alicante y Cádiz- ya se han pronunciado a favor de los consumidores, pero falta que el Alto Tribunal fije definitivamente la línea a seguir. «Esta sentencia es sólo un pequeño paso más hacia lo que consideramos debe ser la solución judicial definitiva para este problema, que afecta a cientos de miles de clientes en toda España», explican desde el despacho.

La sentencia, si se convierte en firme, supondrá un cambio radical en la vida del demandante, que tuvo que emigrar a Francia para buscar trabajo y poder pagar la hipoteca. En cuanto se materialice la devolución de cantidades, Daniel tiene intención de cancelar el préstamo “y así poder ver más a mi hijo pequeño, que vive en España» afirma.

¿Por qué es considerado abusivo el IRPH? Por la misma razón que lo son la mayoría de las cláusulas suelo: por falta de transparencia. La titular del juzgado de Estepona, Isabel Conejo, da tres argumentos: el primero, que según ha declarado incluso el propio Banco de España, las propias entidades prestamistas tienen capacidad de influir en el comportamiento de dicho índice hipotecario, hecho del que no se informó al cliente. El segundo, que el lugar donde se incluye dicha cláusula dentro de la escritura del préstamo y la forma en que está redactada despista respecto de su importancia capital a la hora de determinar cuántos intereses pagará el cliente. “No pueden entenderse salvaguardados los parámetros de claridad, concreción y sencillez legalmente exigidos”, afirma la jueza. Y tercero, que el banco no facilitó al cliente una información suficiente para que pudiera comprender las consecuencias de lo que estaba firmando, ni mucho menos se le ofrecieron alternativas.

Resulta llamativa la argumentación de la magistrada para dejar la hipoteca a interés cero: “Puede parecer extraño la existencia de un préstamo sin interés (…) pero no podemos perder de vista dos aspectos esenciales, como que el contrato de préstamo desde su definición en el Código Civil en el siglo XIX, es un contrato gratuito por esencia y que conforme a la doctrina constante del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, la declaración de abusividad (…) tiene un fin teleológico claro: advertir a los empresarios de que no pueden seguir pactando cláusulas abusivos y/o no transparentes ya que la sanción a su condcuta, no es otra que la sanción ejemplar de la exclusicón de la cláusula del contrato, con todos sus efector inherentes”.

La juez recuerda que el Supremo ha declarado que la falta de transparencia “produce un desequilibrio en perjuicio del consumidor al privarle o dificultarle la comparación del coste de los créditos ofertados en el mercado (…), así como de hacerse una representación fiel del impacto económico que le supondrá (…) y porque pueden inducir al consumidor a error en cuanto al precio del contrato, y llevarle a adoptar una decisión irracional”. Al ser abusiva debe declararse “nula, de modo que se tendrá por no puesta”.

La sentencia también anula la cláusula del vencimiento anticipado, por lo que el banco no podrá declarar vencida la totalidad del préstamo hipotecario en el caso de que hubiera un impago de cualquiera de las cuotas del préstamo. «No hay duda de que la cláusula de vencimiento anticipado a que se refiere la escritura pública es abusiva», dice la juez, que condena también a la entidad a pagar las costas del proceso.

Fotos

Vídeos