La justicia italiana libra de la cárcel al Massimo Filippa, condenado en 'Malaya'

SUR MÁLAGA.

La justicia italiana ha aplicado un indulto parcial y una medida alternativa a la prisión al empresario Massimo Filippa, condenado a tres años y medio de cárcel por el 'caso Malaya', quien pidió cumplir la condena en su país; lo que ha hecho que el vencimiento de la pena sea en enero.

Así consta en varias resoluciones a las que ha tenido acceso Europa Press, en las que se informa a la Sala de Málaga que ejecuta la sentencia del 'caso Malaya' de las distintas decisiones tomadas en el último año en dicho país, de donde es originario Filippa, dentro del proceso de cumplimiento de la sentencia dictada en la que se le condenó por los delitos de blanqueo de capitales y cohecho.

El Tribunal de Málaga aceptó en mayo de 2016 la petición del empresario de que la sentencia se ejecutara en Italia, que alegó tener la nacionalidad, vínculos familiares y residencia allí. Así, en ese momento se accedió a transmitir a la autoridad judicial italiana la sentencia para que procediera al reconocimiento y ejecución de la misma. El Tribunal de Turín procedió al reconocimiento de la sentencia española en diciembre de 2016 y en la que se considera que lo dictado por la Audiencia malagueña no contiene disposiciones contrarias al ordenamiento italiano y la condena está «suficientemente motivada».

Entonces, se dispuso la orden de ejecución de la pena, pero se le concedió al condenado el «beneficio de la condonación de pena colectiva (indulto)», de carácter parcial pues fue de tres años, con lo que a fecha de 20 de enero de 2017 le restaba por cumplir cinco meses y 28 días de la condena.

En este punto, el fiscal determinó la suspensión de la orden de ejecución, al «darse las condiciones» para ello, avisando de que el condenado podía solicitar medidas alternativas a la privación de libertad. De hecho, éste pidió la prisión domiciliada y la «asignación a prueba al servicio social».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos