La Junta reclama al Gobierno que la conexión ferroviaria de Marbella sea «de altas prestaciones»

Felipe López, consejero de Fomento. /SUR
Felipe López, consejero de Fomento. / SUR

El consejero de Fomento advierte de que en este momento hay que ser ambiciosos y no hablar solamente de un Cercanías

HÉCTOR BARBOTTA y AGENCIASMarbella

La Junta de Andalucía reaccionó ayer al anuncio realizado el pasado sábado por el ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, que presentó en Marbella el resultado del estudio previo para conectar a la Costa del Sol Occidental con la red ferroviaria a través de la extensión del tren de Cercanías. Lo hizo a través del consejero de Fomento, Felipe López, quien consideró insuficiente esa propuesta y reclamó más ambición.

En declaraciones formuladas en Antequera, López consideró que después de tanto tiempo para llevar el tren a Marbella y Estepona «no podemos acercarnos con una solución insuficiente, sino que tiene que ser ambiciosa». En su opinión, eso pasa por un tren «de altas prestaciones» y advirtió de que esa va a ser la propuesta que va a plantear la Junta de Andalucía. «Nos parece absolutamente racional», dijo.

Para el consejero, en este momento «no se puede renunciar a un mínimo sentido de la ambición», por lo que se debe hablar de un tren de altas prestaciones y no solamente de un Cercanías. «Hay que ser competitivos con los tiempos de desplazamiento desde la autopista», dijo.

Según el consejero, la solución de movilidad que se debe ofrecer a la Costa del Sol tienen que ser competitivas «en términos de tiempo y por supuesto con el menor impacto medioambiental», ya que eso es lo que plantea la Unión Europea (UE) «Tenemos que llegar al año 2030 con una traslación del modo carretera al modo ferroviario porque tiene bastantes menos aspectos medioambientales negativos», dijo.

Para el consejero, la solución tiene que se competitiva en tiempo y medioambientalmente

El consejero insistió en que la Costa del Sol es «prácticamente una ciudad lineal y por tanto un potencial de usuarios muy importante». «No podemos plantear una solución alicorta en este momento, sino ambiciosa de forma que sea competitiva con los tiempos de desplazamientos de la autopista, para inducir más usuarios en el trafico ferroviario y menos en el de carretera», manifestó.

En su opinión, esto también se debe aplicar en el transporte de mercancías, sobre el que recordó que el objetivo de la UE para 2030 es que en las distancias superiores a los 300 kilómetros deberá estar en modo ferroviario al menos al 30 por ciento. «En España estamos en este momento al cinco por ciento y la media europea está en casi 18», dijo.

Respuesta del Gobierno

Las afirmaciones del consejero fueron encontraron respuesta en el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, que destacó «el compromiso y la apuesta firme y decidida» del Ministerio de Fomento por mejorar las infraestructuras de la provincia de Málaga frente a la «inactividad de la Junta que, en lugar de arrimar el hombro y aportar soluciones, está instalada en la confrontación permanente».

Sanz destacó lo que a su juicio es el nuevo impulso ferroviario que el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, anunció el pasado sábado para el eje Fuengirola-Marbella-Estepona «con el único fin de dar respuesta a los problemas de tráfico y mejorar la seguridad en la A-7 de la Costa del Sol» y pidió a Felipe López, «rigor y responsabilidad para con los malagueños, ya que la propuesta está basada en criterios técnicos y estudios de viabilidad».

Aseguró además que el consejero de Fomento «no está en condiciones de dar lecciones ni de exigir nada al Gobierno, que ha tenido que salir al rescate de una infraestructura que se comprometieron a ejecutar y que nunca hicieron, hasta que en 2013 el Ministerio de Fomento decidió asumir el impulso» del corredor ferroviario de la Costa del Sol.

Recordó en ese sentido que este corredor ferroviario fue contemplado ya en la planificación ferroviaria previa al Plan de Infraestructuras, Transporte y Vivienda (Pitvi) y que los tramos Fuengirola-Marbella-Estepona y Málaga-Motril correspondían a la Junta.

En concreto, ha especificado a través de un comunicado, para el tramo de Fuengirola a Estepona, «la Junta llegó a redactar los estudios y proyectos de la línea, incluso se adjudicaron obras de algunos tramos, y el presupuesto se estimó en más de 4.000 millones de euros; pero todo cayó en saco roto».

«La Junta no sólo ha eludido sus competencias, responsabilidades y promesas, sino que ahora pretende disparar con pólvora ajena, como le reprochó el propio ministro», ha dicho Sanz, al tiempo que ha afirmado que es «fácil proponer infraestructuras cuando no hay que pagarlas y ni siquiera en sus planes de ordenación han previsto soluciones ferroviarias, sino liberar un peaje».

Por todo ello, Sanz ha agradecido al ministro de Fomento su «gran compromiso con Andalucía y los continuos avances en materia de infraestructuras» como la propuesta ferroviaria para el eje Fuengirola-Marbella-Estepona, por lo que ha reclamado a la Junta de Andalucía que «no ponga más obstáculos al crecimiento de la región y, si no tiene voluntad de colaborar, deje trabajar al Gobierno de España en mejorar la vida de los andaluces».

Por último, el delegado del Gobierno en Andalucía ha defendido la propuesta ferroviaria del Ministerio de Fomento y ha subrayado que esta futura infraestructura «permitirá la conexión con el AVE a través de la estación del Cercanías y dará respuesta a la movilidad de la metrópolis que supone la Costa del Sol además de reforzar el sector servicios».

Por su parte, la presidenta de la Mancomunidad de la Costa del Sol, Margarita del Cid, criticó que el Gobierno andaluz «se permita tachar de insuficiente el proyecto que plantea el Ministerio para unir Marbella y Estepona a través del ferrocarril, cuando la apuesta más ambiciosa del Gobierno andaluz para la Costa del Sol es un metro ligero».

Noticias relacionadas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos