La Junta multa al Ayuntamiento de Marbella por usar una excavadora en el entorno de la basílica

Imagen de archivo con los surcos que dejó la maquinaria empleada en la parcela.
Imagen de archivo con los surcos que dejó la maquinaria empleada en la parcela. / SUR

La Delegación de Cultura impone 4.000 euros de sanción por emplear maquinaria no autorizada para tareas de limpieza junto al yacimiento paleocristiano

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

El Ayuntamiento de Marbella tendrá que pagar una multa de 4.000 euros impuesta por la Junta de Andalucía y derivada de la incorrecta actuación del área municipal de Cultura en una parcela anexa a la Basílica Paleocristiana Vega del Mar, en San Pedro, uno de los yacimientos arqueológicos más importantes del municipio, en unas tareas de limpieza y desbroce del terreno en las que se empleó maquinaria pesada para la que no había autorización por parte de la Administración autonómica.

La basílica está catalogada por la Junta de Andalucía como Bien de Interés Cultural (BIC) inscrito en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz con la tipología de monumento, pero además, todo su entorno cuenta con protección arqueológica y se encuentra vallado, de ahí que sea obligatorio para el Ayuntamiento solicitar a la Administración regional el correspondiente permiso para la realización de este tipo de tareas de limpieza. El asunto, denunciado en marzo de este año por unos vecinos, dio mucho que hablar en su momento. Y no sólo por la consiguiente polvareda política con críticas de los partidos en la oposición municipal, sino que el Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil inició una investigación tras la denuncia por los posibles daños que, según se determinó después, no se habían producido.

La notificación de la sanción impuesta por la Delegación Provincial de Cultura ha sido comunicada este mismo mes de agosto al Ayuntamiento, según ha podido saber este periódico. Fuentes del Gobierno Autonómico confirman a SUR que la multa responde únicamente a no haberse cumplido los términos de la autorización concedida en su día para los trabajos de limpieza y desbroce del terreno en cuestión y que contemplaban solo trabajos manuales para la limpieza del terreno. No obstante, y como quedó acreditado y reconocido por la propia concejalía de Cultura, una excavadora entró en la zona para la realización de los trabajos. Por si fuera poco, la máquina quedó atrapada en el barro cuando se encontraba trabajando en el interior de la zona vallada, por lo que fue necesario introducir otro vehículo pesado para conseguir sacarla.

Técnicos de Cultura de la Junta no han constatado daños al patrimonio

Este incidente, además de dejar un surco profundo sobre el terreno, provocó que afloraran restos arqueológicos enterrados en el lugar, como dos clavos de gran tamaño que fueron remitidos por el Ayuntamiento al Museo de Málaga, y otros elementos como tégulas (material de construcción) y restos de cerámica.

Desde la Junta de Andalucía concretan que de la inspección realizada por los técnicos de Cultura no se han constatado daños al patrimonio, por lo que finalmente la sanción, de 4.000 euros, responde únicamente al uso de los medios no autorizados empleados para la limpieza del terreno.

El merendero, descartado

El teniente de alcalde de San Pedro, Rafael Piña, indica que la multa será satisfecha en el plazo indicado desde la Administración autonómica y recuerda que entre los planes del Ayuntamiento se encuentra la ampliación del perímetro de protección del entorno de la necrópolis, que podría datar de la época visigoda. Lo que está descartado, indicó a este periódico, es la intención inicial de habilitar un merendero en la zona. Fue precisamente la existencia de este proyecto la razón por la que en marzo de este año se realizaban los citados trabajos de limpieza en la zona con el fin de eliminar restos y adecentar y sanear el entorno. «Lo haremos, pero en otra zona», indicó.

Rafael Piña asegura que el proyecto del merendero en la zona está descartado

La medida fue aprobada en el pleno del Ayuntamiento del mes de abril, a la vez que se daba luz verde a la ampliación del ámbito de protección del yacimiento.

La indignación por el movimiento de tierras realizado en el entorno de la Basílica Paleocristiana de Vega del Mar derivó en una recogida de firmas dirigidas tanto al Ayuntamiento como a la Junta, lanzada en la página Change.org, y promovida por Manuel Fernández Valdivia, presidente de la Asociación Pro Independencia de San Pedro. A día de hoy, y una vez que parece descartado por el Ejecutivo local el proyecto del merendero en la zona, se llevan recogidas más de 5.000 rúbricas.

La asociación Cilniana también se hizo eco del suceso. El colectivo en defensa del patrimonio remitió en su momento un escrito a la Delegación de Cultura de la Junta en el que reflejaban que el movimiento de tierras se había llevado a cabo sin la presencia de un arqueólogo.

Fotos

Vídeos