La Junta inicia una campaña contra el fuego en zonas de interfase

Según el delegado del Gobierno, José Luis Ruiz Espejo, la mayoría de los fuegos y conatos suceden por negligencias en labores agrícolas o por limpieza de zonas urbanas próximas a áreas forestales

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

Las áreas con vegetación forestal mezcladas con zonas habilitadas se conocen como 'interfase urbano-forestal' y es en estos lugares donde se han registrado, desde principios de año, el 60% de los incendios de la provincia. Por ello la Junta de Andalucía ha presentado hoy en Marbella la campaña de prevención de incendios en el interfaz urbano-forestal que recorrerá cinco municipios de Málaga.

El delegado del Gobierno andaluz, José Luis Ruiz Espejo, ha expuesto que la mayoría de los incendios y conatos suceden por negligencias en las labores agrícolas, a la hora de circular por zonas forestales o por limpieza de zonas urbanas próximas a áreas forestales. En concreto, la Junta ha registrado, desde primeros de año, 115 intervenciones de las cuales 62 fueron en estas interfases y quemaron 362 hectáreas; mientras que 53 fueron forestales y afectaron a 210 hectáreas.

"Queremos incidir en la precaución cuando se realiza cualquier actividad en las zonas urbanas cercanas a zonas forestales para evitar que cualquier tipo de chispa o fuego se propague y realice un daño difícilmente reparable; y al mismo tiempo, proteger a estas viviendas si se producen incendios forestales", ha advertido.

La campaña contempla, según el delegado provincial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Adolfo Moreno, el reparto de folletos informativos por urbanizaciones y casas diseminadas, así como gymkanas para concienciar a familias y niños. Esta misma tarde tendrá lugar una de estas actividades en las terrazas del Puerto Deportivo de Marbella. Además de Marbella la campaña recorererá Casares, Mijas, Nerja y Coín.

En las urbanizaciones, los operarios del Infoca están informando de la vegetación apropiada y de los elementos constructivos que deben evitarse por ser inflamables; de la necesidad de establecer dos vías de acceso y evacuación o de contar con material de extinción.

Por su parte el alcalde de Marbella, José Bernal, ha destacado la importancia de que las urbanizaciones presenten sus Planes de Autoprotección que contemplen las medidas preventivas y de defensa frente a posibles incendios forestales. El Ayuntamiento de Marbella ha requerido desde el año 2013, en el que se llevó a cabo la revisión del Plan de Acción de Emergencia, 174 planes de autoprotección en urbanizaciones.

Bernal ha reprochado al Gobierno central que no haya aportado aún las ayudas de emergencia de 2012 concedidas al Ayuntamiento de Marbella tras el incendio registrado ese año en la zona de Barranco Blanco, que afectó a cerca de 2.000 hectáreas en los municipios de Marbella y Ojén. El regidor ha indicado que el Ayuntamiento, con medios propios, y la Junta de Andalucía, han repoblado la zona. "Era el Ayuntamiento al que se le había asignado la mayor parte de las ayudas económicas para la repoblación y para las políticas medioambientales y, una vez más, no ha llegado ni un euro tras cinco años. Un deuda que vamos a seguir reclamando", ha señalado

Fotos

Vídeos