La Junta dice que devolver la seguridad jurídica al urbanismo «debe unir a las administraciones»

E. PRESS MARBELLA.

El secretario general de Ordenación del Territorio y Sostenibilidad Urbana de la Junta, Rafael Márquez, señaló ayer que devolver la seguridad jurídica al urbanismo de Marbella es «un elemento que tiene que unir a todas las Administraciones que estamos implicadas en el asunto». Para Márquez es «fundamental» que el planeamiento de la ciudad cuente con esa seguridad jurídica «en un momento de recuperación económica y del elemento inmobiliario que estamos viviendo».

«El dotar de seguridad jurídica a uno de los focos más importantes que tenemos en Andalucía y en todo el país es un elemento trascendental», subrayó durante su participación en una jornada sobre el PGOU del municipio, impulsada por la emisora local de la Cadena SER,

El representante del Ejecutivo andaluz destacó la labor que realizó el anterior equipo de gobierno local en coordinación con la Junta para hacer «los ajustes» en el PGOU de 1986, que entró en vigor después de que el Tribunal Supremo anulara el de 2010, con los que garantizar la seguridad jurídica del urbanismo e iniciar la tramitación para aprobar el Texto Refundido del Planeamiento y de la adaptación parcial del propio Plan a la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA), de rango autonómico.

Por su parte, la concejala de Ordenación del Territorio, María Francisca Caracuel, calificó de «arduo» el trabajo para adaptar las normas urbanísticas del PGOU de 1986 a la «realidad social, económica y urbanística de 2017» para lo cual «hemos adoptado como modelo las normas urbanísticas del 2010, adaptadas a esa realidad».

La edil, que también participó en el foro, recordó que se han presentado 181 alegaciones en la fase de exposición pública de la adaptación de las normas urbanísticas, de las que más del 50 por ciento se han estimado. «El documento resultante es muy completo y responde ya a la realidad de Marbella en 2017». Caracuel señaló que la adaptación del PGOU de 1986 a la LOUA, de las normas urbanísticas, y el texto refundido permitirán «trabajar con toda la normalidad que podamos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos