La Junta defiende que la nueva ley urbanística permitirá tramitar un plan general en la mitad de tiempo

La Junta defiende que la nueva ley urbanística permitirá tramitar un plan general en la mitad de tiempo
Josele-Lanza -

El secretario general de Ordenación del Territorio subraya que la Administración autonómica tiene «capacidad administrativa» para afrontar los cambios que introducirá la normativa

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

«Tenemos identificados cuáles son los cuellos de botella de la tramitación del planeamiento general y en ellos se ha incidido a la hora de buscar soluciones». El secretario general de Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, Rafael Márquez, incide en que la nueva Ley Urbanística para un Desarrollo Sostenible en la región permitirá, una vez aprobada, reducir «a la mitad el tiempo de tramitación de un plan general». Ganarán los ayuntamientos, ha dicho, que verán desaparecer, por ejemplo, los «colapsos» en cuestiones como las licencias de primera ocupación, que pasarán a tramitarse como declaraciones responsasbles. Pero también el ciudadano en particular y el sector urbanístico e inmobiliario en general, eso sí, «con los controles que desde las administraciones garanticen el cumplimiento de la ley».

Precisamente ante un auditorio con más de un centener de profesionales del sector reunidos en el hotel Villa Padierna en unas jornadas dedicas al urbanismo, Márquez ha defendido que la Junta de Andalucía «está preparada» desde el punto de vista administrativo para afrontar los cambios de actuación que introducirá la ley, que se encuentra a la espera de los preceptivos informes del Consejo Consultivo de Andalucía antes de pasar al Consejo de Gobierno.

«Hemos identificados aquellas cuestiones que venían ralentizando la tramitación y sobre ellas actúa esta ley, pero no olvidemos que hay otras cuestiones que escapan de la burocracia, como el hecho, por ejemplo, de que un cambio de gobierno en un ayuntamiento esté más o menos de acuerdo con lo que hayan hecho sus antecesores en cuando a modificaciones del planeamiento urbanístico, y quieran cambiar lo hecho, pero eso depende ya de otras variables», ha apuntado el secretario general de Ordenación del Territorio de la Junta a la hora de defender la nueva organización del sistema de instrumentos urbanísticos que introduce la ley «para contribuir a la reactivación económica, agilizar y simplificar los procedimientos y reforzar la sostenibilidad».

«La ley -ha explicado ante las preguntas planteadas por los presentes en el encuentro- parte del realismo de la administración autonómica y local» en cuanto a la dotación de medios humanos para asumir el trabajo que vendrá de la mano del cambio normativo. Ante ello, asegura, se ha optado por una división de competencias y de ese trabajo. «¿Qué hacemos desde la administración autonómica interviniendo en 1.000 sitios? Quien mucho abarca poco aprieta», subraya para defender que «nuestra responsabilidad es estar en la mayor, en esa figura del Plan General de Ordenación Estructural», que deberá ser aprobado por la Administración regional y que define el modelo de ciudad a medio y largo plazo. Junto a él (como segunda figura en las que se ha dividido el actual Plan General de Ordenación Urbanística) estarán los planes municipales de ordenación urbana (PMOU), de atribución exclusiva de las corporacones locales.

Esta división, ha incidido Rafael Márquez, evitará «las consecuencias de posibles anulaciones de planeamientos como las que hemos tenido recientemente, de modo que ya no caería un plan en su totalidad, pero además permitirá a los ayuntamientos disponer de un instrumento urbanístico capaz de adaptarse a la realidad de cada momento».

En clave política el secretario general de Ordenación de Territorio de la Junta ha defendido que Andalucía y España están «en el contexto político adecuado» para sacar adelante la nueva ley (que se pretende poner en marcha durante la presente legislatura del Ejecutivo regional. «En Andalucía estamos en un momento de estabilidad, y muestra de ello es que hemos sido capaces de sacar adelante por unanimidad importantes modificaciones puntuales». A nivel nacional, ha señalado, «las posibles dudas e incertidumbres por el cambio de Gobierno se van a disipar con hechos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos