Una reforma que ultima la Junta podrá dar solución a situaciones como la de Starlite

Zona del ‘lounge’ de Starlite.
Zona del ‘lounge’ de Starlite. / Josele-Lanza

El nuevo decreto autonómico sobre la celebración de espectáculos públicos estará en vigor para el próximo verano

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

La Junta de Andalucía finalmente se ha pronunciado respecto a la polémica sobre Starlite. El delegado de la Junta en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, aclaró ayer que el Gobierno andaluz está trabajando en sacar adelante una normativa más específica que regule este tipo de actividades bajo la que podría ampararse la organización del festival, que demanda una catalogación como evento excepcional con múltiples actividades, muy distinta a la de simple concierto.

Ruiz Espejo aseguró que la intención de la Junta es la de «garantizar que el festival pueda desarrollarse con total normalidad dentro de los límites que marca la ley». En este sentido, el delegado insistió en el esfuerzo «constante» por parte del Ayuntamiento para garantizar que el festival pueda seguir celebrándose. «Por nuestra parte, queremos que Starlite siga en Marbella, ya que en nuestro ánimo está favorecer a este tipo de actividades económicas y de ocio que favorecen al territorio», añadió.

El delegado, en declaraciones a SUR, explicó que el borrador está en periodo de consulta y de alegaciones, y que la Junta pretende que entre en vigor el próximo verano. Por lo que Starlite tendría claro para su nueva edición las condiciones que establece el reglamento para el desarrollo de su actividad en la Cantera de Nagüeles.

El borrador recoge que es necesario revisar la normativa para permitir actividades excepcionales

Confirmó el delegado que se están recibiendo sugerencias y aclaró que el objetivo de esta nueva normativa es «intentar clarificar algunas actividades nuevas que se han ido desarrollando en los últimos años y que no recogía el anterior reglamento y especialmente el nomenclátor».

Antecedentes

La nueva normativa también pretende diferenciar zonas dentro del territorio para aplicar distintos horarios «intentando ser objetivos a la hora ver los decibelios que se pueden dar dependiendo de la zona en la que se encuentre la actividad», puntualizó .

Ruiz Espejo comentó que los empresarios están demandado a la Junta que la nueva norma sea más objetiva «para evitar interpretaciones y problemas» como los que se están produciendo en el caso de Starlite. «Que quede lo más claro posible para que todos sepan cuales son sus derechos y por tanto puedan ejercerlos», reiteró.

Asimismo, Ruiz Espejo subrayó que el Gobierno andaluz pretende sacar adelante una normativa que concilie y equilibre las actividades de ocio y el descanso de los residentes. «Vamos a reformar la ley en colaboración tanto con el sector como con los residentes a los que puedan afectar estas actividades».

El borrador de la nueva normativa, al que ha tenido acceso este periódico, recoge que el Decreto 78/2002 por el que se aprueban el Nomenclátor y el Catálogo de Espectáculos Públicos, Actividades Recreativas y Establecimientos Públicos de Andalucía y la Orden de 25 de marzo de 2002, por la que se regulan los horarios de apertura y cierre de los establecimientos públicos en Andalucía, tienen 15 años de vigencia y «requieren una revisión». Añade que se precisa «abordar una revisión que permita actualizar la normativa a las demandas municipales, del sector y de la sociedad, de flexibilización y actualización de los formatos de espectáculos públicos y actividades recreativas y tipos de establecimientos públicos donde se desarrollan, con una proyección cada vez más multifuncional, así como de adecuación a dichos formatos, de los horarios de apertura y cierre a los que se supeditan». El borrador recoge además la Proposición no de Ley al Pleno en defensa de la cultura y la música en Andalucía por la que el Parlamento de Andalucía ha instado también al Consejo de Gobierno a que se revisen y modifiquen el Nomenclátor y el Catálogo para permitir actividades recreativas donde se realicen actividades excepcionales, tal y como reclama Starlite. Los espectáculos públicos y las actividades recreativas que tengan carácter extraordinario, tendrán el horario de apertura y cierre que «motivadamente determine la resolución emitida por el municipio para su autorización, en función del tipo de espectáculo o actividad», recoge el borrador.

Fotos

Vídeos