El juez decano afirma que el edificio incautado a Roca es inmejorable para convertirse en Palacio de Justicia

El juez decano afirma que el edificio incautado a Roca es inmejorable para convertirse en Palacio de Justicia

Ángel Sánchez sostiene que tanto la ubicación como las condiciones del inmueble son «idóneas» para acabar con la dispersión de sedes

Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

Marbella ha dado en los últimos meses pasos firmes para contar con un Palacio de Justicia en el que se aglutinen, al fin, de forma digna las tres dependencias judiciales dispersas por la ciudad. La Administración autonómica ha alcanzado un acuerdo con el Ayuntamiento que debe plasmarse aún en un documento para la cesión de un edificio con ese fin. Ambas administraciones apuestan por el inmueble a medio construir existente junto al Hospital Costa del Sol, que forma parte del patrimonio inmobiliario a nombre de Juan Antonio Roca incautado durante la 'operación Malaya'. A juicio del juez decano de Marbella, Ángel Sánchez, la sede señalada goza de las mejores condiciones para acabar con la dispersión de sedes, que acumulan, además, problemas estructurales que complican el día a día a los profesionales de la Administración de Justicia.

El juez decano afirmó que tanto la ubicación como las condiciones del referido inmueble son «idóneas, inmejorables» para unificar las sedes judiciales. De hecho, según sus propias palabras este proyecto representa «una fantástica solución» para reunir bajo un mismo techo todos los órganos judiciales existentes en la ciudad.

Camino en los despachos

La hoja de ruta que se ha señalado para que el propósito llegue a buen puerto requiere todavía un largo camino en los despachos. La Consejería de Justicia suscribirá un protocolo general de actuación con el Ayuntamiento una vez que el equipo de gobierno marbellí haya completado los últimos trámites para la cesión del edificio en el que se reubicarán los juzgados. Tras la firma de ese protocolo, se continuará trabajando para adecuar el edificio a su nuevo uso como infraestructura judicial. El mastodóntico edificio junto a la A-7 cuenta con 15.000 metros cuadrados y una superficie adicional de 3.000 metros cuadrados que se podrían destinar a parking.

El inmueble pasará a propiedad del Ayuntamiento como parte de pago de las indemnizaciones que Roca debe a la Administración local por las sentencias dictadas en su contra. El plan trazado por el Consistorio consiste en ceder la propiedad del edificio a la Junta para que haga realidad el Palacio de Justicia. Pero para que eso ocurra, antes deberá de modificarse un acuerdo existente entre el Gobierno central y el Ayuntamiento de Marbella por el que se estableció que los cobros que fuera obteniendo la Administración local en concepto de indemnizaciones por corrupción de la era GIL sirvieran para rebajar la deuda que el Ayuntamiento mantiene con Hacienda y la Seguridad Social. La buena noticia es que el proyecto de PGE incluyen una cláusula que hará esto posible.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos