Una jornada dedicada a los ausentes

El día con más gente en el cementerio . :: josele-lanza/
El día con más gente en el cementerio . :: josele-lanza

La masiva afluencia de visitantes a los camposantos marca el Día de Todos los Santos en Marbella

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

Los tres lugares más visitados ayer fueron, sin lugar a dudas, los cementerios del municipio, las floristerías y el campo. La mitad de la población de Marbella se trasladó al campo y a los parques de Nagüeles, El Pinar y Los Tres Jardines para mantener la tradición del tostón. Algunos optaron por el entorno de Juanar para disfrutar de la naturaleza, aunque no pudieron encender fuego para hacer las castañas. Pero el resto de la ciudad cumplió con un rito habitual el Día de Todos los Santos: visitar a los familiares difuntos.

Algunos precavidos, anticipándose a la fecha, llevaban varios días limpiando las lápidas de sus seres queridos, colocando flores frescas y dedicando unos minutos a recordar momentos felices vividos con los que ya no están.

Los cementerios del municipio experimentan estos días una explosión de color que rara vez se repite a lo largo del año. Difícil era encontrar ayer en los camposantos alguna tumba sin su pertinente ramo de flores. Las floristerías hicieron ayer, y a lo largo de esta semana, su particular agosto en noviembre. Las calles de los cementerios eran un hervidero de idas y venidas con gente cargando flores, jarrones, cubos de agua. El Día de Todos los Santos da vida a un lugar habitualmente solitario.

Fotos

Vídeos