Investigan un supuesto caso de intrusismo en los escoltas de la familia real saudí

SUR MARBELLA.

La Policía Nacional ha llevado a cabo una operación en Marbella tras detectar irregularidades en el servicio de escolta de la familia real saudí por la supuesta presencia de falsos guardaespaldas intrusos en el cuerpo de seguridad.

El operativo, desarrollado por la Unidad de Seguridad Privada de la Comisaría Provincial, se ejecutó en la noche del martes de forma paralela en dos establecimientos de Marbella donde cenaban algunos de los miembros de la familia real saudí, según fuentes policiales.

La intervención policial ha causado malestar en la familia real saudí, según adelantó 'El Confidencial', que asegura que los escoltas del príncipe Abdullah, hijo del rey Salman de Arabia Saudí, y de una de sus hijas consideran que la actitud de los agentes «fue desmedida».

Las fuentes policiales argumentan que la operación tenía por objeto identificar a los supuestos falsos escoltas intrusos y «no existió violencia ni intimidación» por parte de los agentes.

Fotos

Vídeos