Investigan al alcalde de Casares por la contratación «irregular» de un monitor deportivo

José Carrasco./Charo Márquez
José Carrasco. / Charo Márquez

La Fiscalía considera que se pagó al profesor de pádel y tenis facturas que tenían el reparo del interventor municipal

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Estepona ha abierto una investigación sobre supuestas irregularidades en la contratación de un monitor deportivo por parte del alcalde de Casares, José Carrasco, que habría levantado reparos de la Intervención para abonar el sueldo de dicho profesor.

La actuación se produce tras la denuncia remitida a la Fiscalía de Marbella por los concejales del Partido Popular, en la que señalaban una serie de facturas que habían recibido el reparo del interventor municipal durante los años 2015 y 2016. El ministerio público vio indicios de delito y la remitió al órgano judicial.

Los denunciantes aportaban facturas por unos servicios de tenis y pádel «sin concretar ni días, ni clase, ni horas, ni número de alumnos». Además, facturaba también como monitor de la escuela de fútbol municipal, «sin que les conste de forma oficial que desempeñara dicha actividad». Las facturas emitidas por el monitor deportivo en 2015 ascendieron a un total de 30.196 euros; las de 2016, a 31.693 euros; y las de 2017, a casi 29.000 euros, según recoge el documento.

Los denunciantes aportaron, según señala el fiscal, cinco informes de fiscalización del interventor municipal referidos, entre otros, a los pagos realizados a este monitor, «todos ellos fiscalizados con reparos». Asimismo, aportaron otros documentos, como un decreto del alcalde, en el que tras conocer el informe del interventor, ordena el levantamiento de los reparos «porque es necesario mantener dichos servicios en tanto se realiza el oportuno procedimiento licitatorio», argumentaba.

Estos servicios salieron a licitación, contrato que se adjudicó a una empresa por un importe inferior al propuesto por el monitor, quien, según se apunta en el informe del fiscal, interpuso una reclamación por despido improcedente como falso autónomo.

El alcalde aseguró ayer que siempre ha actuado «con transparencia» en este y en el resto de los casos. Confirmó que hubo contrato con el monitor, aunque puntualizó que éste había finalizado y que se le permitió continuar con la actividad hasta que se resolviera el pliego de contratación de este servicio. Todo ello para los ciudadanos no dejaran de recibir este servicio municipal.

Temas

Casares

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos