Interceptan 100 kilos de cocaína que se transportaban de Marbella al Reino Unido

Miguel Briones, en el centro, durante su comparecencia de ayer, en la que se exhibió parte del alijo incautado . / Francis Silva

El alijo, que incluía también 258 kilos de hachís, viajaba oculta en un camión de mudanzas junto a muebles de segunda mano

JUAN CANO y ALVARO FRÍASMálaga

La Policía Nacional acaba de asestar un duro golpe al narcotráfico. Según informó ayer el subdelegado del Gobierno en Málaga, Miguel Briones, los agentes de este cuerpo han intervenido 101 kilos de cocaína y 258 de hachís ocultos en muebles de segunda mano en el interior de un camión de mudanzas, ascendiendo el valor de la droga, si hubiera sido vendida en el mercado negro, a unos cuatro millones de euros.

La investigación se inició cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia en Marbella de una organización criminal de narcotráfico, que se estaría dedicando a la distribución de estupefacientes desde España hasta diferentes países europeos. Las pesquisas permitieron a los investigadores saber que la organización pretendía trasladar a Londres una partida de droga, por lo que el pasado jueves interceptaron el camión cuando salía de Marbella por la autovía.

Por su parte, el comisario provincial, Francisco López Canedo, que compareció en una rueda de prensa junto a Briones y al inspector jefe Antonio Rodríguez Puertas; precisó que en la operación, efectuada por agentes de la UDYCO, han sido detenidas dos personas en Marbella y Estepona. Se trata de dos hombres a los que se considera encargados de guardar la sustancia ilícita en una nave del polígono industrial marbellí de la Ermita y de preparar la infraestructura necesaria para el envío de los estupefacientes hasta el lugar de destino convenido.

Los agentes tuvieron conocimiento de una organización con base en MarbellaEn la operación fueron detenidas dos personas, un español y un canadiense

Uno de los detenidos tiene 39 años y es de nacionalidad española y, el otro, 46 y es canadiense. Ambos fueron acusados de los delitos de pertenencia a organización criminal y tráfico de drogas, tras lo que han sido enviados a prisión.

Asimismo, en la intervención se han intervenido coches de lujo y armas, entre otros aspectos. López Canedo señaló que la operación continúa abierta para localizar las ramificaciones de la organización, por lo que no se descarta que se puedan producir nuevas detenciones.

El subdelegado felicitó a los agentes por la operación e insistió en que, pese a las artimañas de las redes para ocultar la droga, los agentes la han localizado. Además, dijo que este tipo de actuaciones demuestran que la Costa del Sol no es un lugar seguro para los delincuentes.

Se trata de una investigación contra el tráfico de estupefacientes a gran escala en la que se han incautado de 59 paquetes de cocaína, con un peso de 101 kilogramos, y 258 kilos de hachís distribuidos en ocho fardos y que estaban ocultos en un camión de mudanzas.

Los estupefacientes, que la organización pretendía introducir en Londres (Reino Unido), fueron localizados ocultos en el interior de muebles de segunda mano en un camión de mudanzas. El vehículo fue interceptado en la autovía cuando salía de Marbella.

Las detenciones se realizaron en el municipio malagueño de Estepona. Sobre ambos detenidos pesa la acusación de ser presuntos responsables de los delitos de pertenencia a organización criminal y tráfico de drogas.

Las pesquisas permitieron a los investigadores saber que la organización pretendía trasladar a Reino Unido una partida de droga. Así, continuando con las investigaciones, los agentes interceptaron, el pasado jueves, un camión de mudanzas que transportaba, oculta en el interior de muebles de segunda mano, la droga, cuyo valor estaría sobre los cuatro millones de euros.

Tras la incautación de los estupefacientes, los agentes detuvieron a dos de los integrantes de la organización criminal investigada.

Los arrestados eran los encargados de guardar la sustancia ilícita en una nave del polígono industrial de la Ermita en Marbella. Y posteriormente, de preparar la infraestructura necesaria para el envío de los estupefacientes hasta el lugar de destino convenido.

En las investigaciones se han practicado dos registros, uno en la nave investigada y otro en el domicilio de uno de los arrestado en Estepona, en este último los agentes intervinieron, entre otros efectos, 100 gramos de hachís, tres vehículos de gama alta, siete teléfonos móviles, un arma de fogueo, una pistola tipo Taser y un subfusil de asalto detonador.

Por su parte, el comisario provincial ha detallado como se ha llevado a cabo el operativo y ha incidido en que «la investigación continúa abierta y están los dos detenidos en prisión».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos