Dos informes jurídicos obligan a Marbella a retrasar la hoja de ruta para salir del bloqueo urbanístico

Pleno de abril de este año, en el que se aprobaron ambos documentos. /Josele-Lanza -
Pleno de abril de este año, en el que se aprobaron ambos documentos. / Josele-Lanza -

El equipo de gobierno no consigue volver a llevar a pleno el texto refundido del PGOU al oponerse Podemos a la retirada de sus enmiendas

Héctor Barbotta
HÉCTOR BARBOTTAMarbella

El retorno a la normalidad urbanística en Marbella ha sufrido un nuevo contratiempo. Los dos documentos considerados básicos en la hoja de ruta señalada por el Ayuntamiento para volver a contar con instrumentos de planeamiento –la adaptación a la LOUA del Plan General de 1986 y el texto refundido de ese documento–, que fueron aprobados en abril, han sido informados desfavorablemente por los servicios jurídicos municipales.

La concejala de Urbanismo, Isabel Pérez, llevó ayer a la comisión informativa del área una propuesta para que fueran incluidos en el orden del día del próximo pleno con su redacción original, es decir sin las enmiendas propuestas por Costa del Sol Sí Puede-Podemos con las que fueron aprobados y que motivaron los informes en contra. Sólo lo consiguió parcialmente.

Las votaciones sobre ambos puntos arrojaron idénticos resultados: votos a favor de los tres grupos del tripartito (PSOE, OSP e IU), en contra de Podemos y abstención del PP. En consecuencia, el texto refundido del PGOU, que requería de mayoría absoluta, no pudo ser incluido en el orden del día. En cambio, adaptación a la LOUA, que no la necesitaba, sí se debatirá en la sesión, prevista para el viernes de la semana próxima.

El origen de esta situación, que provoca un nuevo retraso en el proceso de recuperación de la normalidad tras la anulación por el Tribunal Supremo del PGOU de 2010, se encuentra en sendos informes jurídicos relativos a ambos documentos que advierten de la ilegalidad de diferentes puntos incluidos en ambos documentos. Los informes fueron elaborados a petición del grupo popular

Tanto la adaptación a la LOUA del PGOU de 1986 como su texto refundido se llevaron a pleno el pasado abril con sus correspondientes informes jurídicos, pero fueron sometidos a modificaciones en el transcurso del debate a raíz de enmiendas presentadas por el grupo municipal de Costa del Sol Sí Puede-Podemos, cuyo voto favorable era necesario para que salieran adelante. Ahora, los informes jurídicos del área municipal de Urbanismo advierten de la ilegalidad de esos cambios, por lo que los documentos deberán volver a pleno para su aprobación tal y como habían sido redactados originalmente.

La adaptación a la LOUA sí podrá ser incluida en el orden del día con su redacción original

En relación al texto refundido, el segundo documento aprobado en el pleno de abril, el informe elaborado por los servicios técnicos de Urbanismo señala la necesidad de eliminar el punto introducido al votarse una enmienda presentada por Costa del sol Sí Puede. Se refiere al punto que establecía que el documento fuese sometido a exposición pública durante un mes, lo que, según el informe, no se ajusta al procedimiento legalmente establecido para la aprobación de un documento de estas características.

El trámite de información al público, según el informe, puede realizarse a efectos de difusión general pero no de manera preceptiva, «y a efectos de general conocimiento ya cumple su misión la poblicación en el boletín correspondiente». Por ello, el informe concluye que llegados a este punto, la enmienda aprobada puede provocar un efecto bucle o de callejón sin salida. Podemos no considera que el informe que descarta su enmieda sea vinculante y exige que el punto se mantenga.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos