Los independientes de San Pedro seguirán gobernando con PSOE e IU y no habrá moción de censura en Marbella

Manuel Osorio y Rafael Piña, esta mañana en San Pedro.
Manuel Osorio y Rafael Piña, esta mañana en San Pedro. / JORGE REY

La opción de continuar en el tripartito se impone por escaso margen en el consejo de Opción Sanpedreña frente a la propuesta de pactar con el PP

Héctor Barbotta
HÉCTOR BARBOTTAMarbella

No habrá moción de censura. El consejo de Opción Sanpedreña, la formación que gobierna en coalición con el PSOE e Izquierda Unida en Marbella, decidió anoche tras una maratoniana reunión de más de cuatro horas y media completar el mandato y continuar con sus actuales aliados hasta las elecciones municipales de 2019. Se descarta de esa manera la presentación de una moción de censura junto al Partido Popular, opción que se había barajado en las últimas semanas.

A diferencia de lo sucedido en 2015, al debatirse si se apoyaba la investidura como alcalde de José Bernal o de la popular Ángeles Muñoz y la balanza se decantó hacia la izquierda por un amplio margen, en esta ocasión el resultado fue más ajustado. De las 31 personas con derecho a voto 16 se decantaron por seguir en el tripartito, 12 apoyaron la presentación de una moción de censura junto al Partido Popular, dos se abstuvieron y una se mostró favorable a pasar a la oposición.

Bernal destaca que el acuerdo no se limita a San Pedro

El alcalde de Marbella, José Bernal, ha mostrado su respeto por la decisión de OSP y recordó que el acuerdo alcanzado hace dos años para su investidura ya preveía que el pacto se revisaría en el ecuador del mandato. “Quiero agradecer especialmente que sus peticiones no se hayan centrado sólo a San Pedro Alcántara, sino en una petición de mejora de toda la ciudad”, dijo.

Según Bernal, el gobierno tripartito constituye un equipo “unido y compactado”. En su opinión, la principal valoración que ha hecho OSP para tomar su decisión ha estado basada en la honestidad y la honradez. “Me congratulo de que hayan vuelto a confiar en mi persona como alcalde”, concluyó.

Una hora antes del inicio de la reunión, los responsables de Opción Sampedreña se pusieron en contacto con el PSOE y el PP para que enviaran si así lo deseaban a sus candidatos para que expusieran sus posiciones ante el consejo de la formación. Por parte del PSOE acudió el alcalde, José Bernal. Ángeles Muñoz, que se encontraba en Madrid, delegó en el edil sampedreño del PP Cristóbal Garre. Fuentes de OSP han asegurado a este periódico que la ausencia de Muñoz restó posibilidades a quienes mantenían la postura de pactar con el PP y presentar una moción de censura.

Para este proceso de debate, Opción Sampedreña elaboró un documento que no ha difundió públicamente en el que puso de manifiesto la visión crítica de esa formación en relación con la falta de medios para ejercer la autonomía recuperada después de que el tripartito volviera a poner en funcionamiento la Tenencia de Alcaldía de San Pedro. El acuerdo alcanzado para continuar con el pacto de gobierno establece que la Tenencia gestionará de manera directa el 30 por ciento del presupuesto municipal en aquellas áreas en las que tiene competencias directas. Según el teniente de alcalde, Rafael Piña, se tratará de un presupuesto propio, no vinculado a Marbella, y tanto el PSOE como el PP estaban de acuerdo en esta cesión.

El presidente de la formación, Manuel Osorio, destacó que la Tenencia contará con más medios humanos para cubrir las carencias que se han detectado en los dos primeros años de gestión. “Vamos a darle la oportunidad para demostrar que las cosas se pueden hacer de manera diferente”, dijo.

Otro de los puntos del acuerdo que inclinó la balanza en favor de continuar en el pacto de gobierno se refiere al modelo de funcionamiento interno. OSP reclamó una relación directa con el alcalde y no participar de las negociaciones permanentes con el grupo municipal de Costa del Sol Sí Puede-Podemos, de cuyos votos depende el tripartito para sacar adelante las cuestiones que requieren de mayoría absoluta. “No nos volveremos a reunir con CSSP”, anunció ayer Osorio. Las tensiones con los ediles de la formación morada han sido a lo largo de este año el principal punto de desgaste interno del gobierno municipal.

Los ediles de OSP aseguraron que los miembros de su consejo recibieron durante todo este proceso presiones del Partido Popular y justificaron así el modelo casi clandestino de funcionamiento y que no se dé a conocer la identidad de los miembros de ese órgano.

Por su parte, Osorio advirtió que por la configuración electoral de Marbella, su grupo volverá a ser decisivo tras las próximas elecciones, aseguró que el acuerdo adoptada ayer “está vivo” y por lo tanto se puede modificar y que el PSOE debe cumplir con los compromisos adquiridos para el pleno de investidura, que incluía tres actuaciones de la Junta que aún no se han iniciado. “Las obras del centro de salud tienen que comenzar antes del 15 de febrero”, señaló.

Fotos

Vídeos