Los independientes de San Pedro se plantean romper el tripartito en Marbella

Rafael Piña, teniente de alcalde de San Pedro, ayer a su llegada al Ayuntamiento de Marbella. / Josele-Lanza -

OSP valora una oferta del PP para ganar más medios en laTenencia de Alcaldía y espera respuesta de PSOE e IU

HÉCTOR BARBOTTAMarbella

Hubo oferta y la dirección de Opción Sampedreña (OSP) la ha escuchado con interés. Las negociaciones que la formación independiente de San Pedro está manteniendo a derecha e izquierda antes de decidir si continúa con el pacto de gobierno tripartito en el Ayuntamiento de Marbella han entrado en su momento decisivo.

La ejecutiva del partido sampedreño analizó en la noche del pasado lunes una oferta que la semana anterior su comisión de seguimiento del pacto recibió del Partido Popular. La propuesta está relacionada con la manera de conseguir más recursos que permitan mejorar la gestión en la Tenencia de Alcaldía de San Pedro Alcántara, según han indicado fuentes consultadas por este periódico, y ha sido bien recibida por los miembros de la ejecutiva de Opción Sampedreña, que espera ahora escuchar una contrapropuesta de sus actuales socios de gobierno, el PSOE e Izquierda Unida. La posible ruptura del pacto de gobierno está sobre la mesa.

Nuevo decreto de competencias y 68 trabajadores más para la Tenencia de Alcaldía

Para la celebración de las reuniones que está manteniendo con el resto de grupos políticos municipales, Opción Sampedreña ha elaborado un documento que no ha difundido públicamente en el que pone de manifiesto la visión crítica de esa formación en relación con la falta de medios para ejercer la autonomía recuperada después de que el tripartito volviera a poner en funcionamiento la Tenencia de Alcaldía de San Pedro.El documento, al que ha tenido acceso SUR, señala la necesidad de aumentar la dotación de personal y pasar de los 190 trabajadores actuales a 258, con especial hincapié en el aumento de operarios de limpieza, que deberían pasar de 57 a 73.

El escrito apunta también a la aprobación de un nuevo reglamento de distritos y un nuevo decreto de competencias delegadas en el teniente de alcalde tanto por parte del alcalde como de la Junta de Gobierno, lo que determinaría «un grado de autonomía óptima para el desarrollo de San Pedro Alcántara».

El documento es crítico con la actual situación y califica de teórica la autonomía que se ejerce en el distrito. «La vinculación de los presupuestos de las delegaciones del Ayuntamiento, la falta de personal, de maquinaria y de instalaciones supone una desvirtuación de la autonomía concedida en junio de 2015», señala.

Por ello, OSPdemanda personal suficiente para cumplir con todas las competencias delegadas, que podría ser «del Ayuntamiento o de contratación externa»; un número suficiente de directores generales que refuercen la estructura organizativa demandada; la maquinaria necesaria para el desempeño de las tareas delegadas y nuevas instalaciones para albergar a todo el personal requerido.

«Todas estas demandas deben estar reflejadas en el nuevo decreto de delegación de competencias, asi como la Relación de Puestos de Trabajo de la Tenencia de Alcaldía», indica el escrito.

De momento no se descarta nada. La decisión entre las tres opciones que hay sobre la mesa –seguir en el pacto tripartito, presentar una moción de censura con el Partido Popular o pasar a la oposición– la tomará el Consejo Consultivo, órgano máximo de decisión en OSP. Este comité, formado por 31 personas y cuya composición se mantiene en secreto, aún no ha sido convocado aunque está previsto que se reúna antes de que concluya julio.

Según fuentes consultadas por este periódico, la oferta del PP va en una doble dirección. Por un lado, profundizar en la fórmula de la externalización de servicios, que permitiría contar con más recursos para ejercer la descentralización puesta en marcha con la recuperación de la Tenencia de Alcaldía. Por el otro, dar una solución al nombramiento de directores generales en el Ayuntamiento, que se encuentra bloqueado desde que el pasado mayo, el grupo municipal del Partido Popular presentara una recurso contra el decreto que los regulaba y el juez dictara medidas cautelares imponiendo la suspensión del mismo.

Las propuestas lanzadas en esa reunión, en la que por parte del Opción Sampedreña participó la comisión de seguimiento del pacto (formada por cuatro personas) y por el PP, una delegación encabezada por Ángeles Muñoz, fueron trasladadas en la noche del lunes a la ejecutiva del partido sampedreño en una reunión que se prolongó hasta la medianoche.

Propuesta

Nada más acabar, los ediles de OSP emplazaron a sus socios del tripartito para una reunión que tuvo lugar ayer por la mañana en el Ayuntamiento antes de la celebración de la Junta de Gobierno Local. Allí, los concejales del OSP, Rafael Piña y Manuel Osorio, pusieron sobre la mesa la propuesta del PP, que consistiría en más externalización de servicios y la retirada del recurso contra el decreto de directores generales.

Tras comunicar el contenido de la oferta del PP, los ediles de OSP mostraron su disposición a escuchar una contrapropuesta de sus socios, con quienes gobiernan en minoría desde el inicio del actual mandato municipal.

Desde OSP recuerdan que el pacto que permitió la investidura como alcalde de José Bernal tenía una duración de dos años y que desde un primer momento estaba prevista su revisión cuando se atravesara el ecuador del mandato. «No estamos haciendo nada nuevo» aseguran para referirse a la ronda de conversaciones que están manteniendo con todos los partidos, incluido Costa del Sol Sí Puede-Podemos, con el que también han mantenido encuentros.

Relación con Podemos

Es precisamente la relación con los dos ediles del partido morado la que ha tensado la situación de la formación sampedreña en el pacto tripartito. Sin mayoría absoluta en el pleno y con el PP ejerciendo la oposición con sus trece concejales, el equipo de gobierno necesita permanentemente de los votos de Podemos para sacar adelante todas las cuestiones trascendentes, desde los presupuestos hasta la hoja de ruta programada para salir del bloqueo urbanístico. Las desgastantes negociaciones con Podemos, a quien el tripartito ha invitado en reiteradas ocasiones a sumarse al gobierno, exasperan a los concejales de OSP, un partido que se declara carente de ideología y dispuesto a pactar a izquierda o a derecha. Su última propuesta ha sido la de un gobierno de concentración en la que cada uno de los 27 concejales tuviera una cartera.

Frente a esa situación, el PP ha ofrecido un pacto de estabilidad, con mayoría absoluta garantizada. A pesar de los fuertes desencuentros protagonizados entre Rafael Piña y Ángeles Muñoz durante el último mandato de ésta, que bloquearon la posibilidad de un acuerdo cuando el PP perdió la mayoría absoluta, los populares esperan confiados. «Nuestro principal aliado –sostienen– son las matemáticas».

Fotos

Vídeos