Hoteleros de la zona oeste vuelven a reclamar el autobús urbano

Avenida de la zona oeste. :: charo márquez/
Avenida de la zona oeste. :: charo márquez

La línea 3 concluyó el pasado jueves y los empresarios denuncian que vuelven a estar aislados

CHARO MÁRQUEZ ESTEPONA.

Con el final de agosto los vecinos y turistas que se encuentran alojados en los hoteles de la zona oeste de Estepona se despiden del autobús urbano. El jueves concluyó este servicio y los hoteleros de la zona vuelven a reclamar que se instale una línea de forma permanente. Explican que sólo habría que prolongar la línea que cubre el servicio urbano y que llega hasta la gasolinera situada al final del casco urbano, cuatro kilómetros en dirección Algeciras. Y recuerdan que su reclamación se limita a tres servicios por la mañana y tres por la tarde, sin una frecuencia horaria tan amplia como las dos líneas urbanas que funcionan en el municipio.

Los directores de hoteles insisten en que tienen clientes durante todo el año, y no sólo en el mes y medio que funciona el servicio, «pero es que además de los clientes hay cientos de vecinos de la zona y de trabajadores que demandan un servicio público de transporte», advierten.

Algunos hoteles como El Fuerte se han visto obligados a poner en funcionamiento microbuses particulares para poder trasladar a sus clientes hasta el centro del municipio. Desde el hotel Elba señalan que sus clientes suelen moverse en transporte público «y se siente aislados». No todos los clientes están dispuestos a abonar las carreras de los taxis. Por otra parte, estos hoteleros critican que tampoco se acomete con tanta celeridad el proyecto de la senda litoral en la zona oeste del municipio. «Hay una descompensación entre áreas y nos sentimos discriminados», se quejan. Los pocos avances en el sendero litoral en esta zona imposibilitan que se pueda ir andando por un paseo marítimo contínuo. Todo ello afecta a la satisfacción del cliente «y va en detrimento finalmente de la imagen turística de Estepona», señalan.

El colectivo de empresarios hoteleros espera que la apertura del futuro hospital resuelva definitivamente sus problemas de comunciación con el centro de la ciudad. «Cuando lo inauguren obligatoriamente tendrán que establecer una línea fija», manifiestan.

Fotos

Vídeos