Los hosteleros congelan los precios de los menús para llenar en Navidad

La plantilla de Marriott's Marbella Beach Resort, anoche, de celebración en el restaurante Nuevo Reino. /Josele-Lanza -
La plantilla de Marriott's Marbella Beach Resort, anoche, de celebración en el restaurante Nuevo Reino. / Josele-Lanza -

Las comidas y cenas de empresa con motivo de las fiestas abarrotan los establecimientos, donde en algunos es imposible reservar ya en fechas clave

Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

En estos días es difícil abstraerse a la llegada de la Navidad y sus múltiples tradiciones, entre ellas las comidas y cenas que empresas y asociaciones de cualquier índole realizan para agasajar a sus empleados y colaboradores. La costumbre, que había perdido cierto fuelle en los últimos años al mismo ritmo que adelgazaban las plantillas por mor de la crisis, ha recobrado fuerza en este 2017. El sólido crecimiento de la economía junto con la progresiva recuperación del mercado laboral aportan tranquilidad e invitan al optimismo y, por tanto, resurgen las ganas de celebrar. Eso sí, sin tirar la casa por la ventana. Los hosteleros lo saben y por eso presentan menús especiales para la ocasión sin subir precios respecto al año pasado. Estas ofertas están surtiendo efecto hasta el punto que desde hace un mes en algunos establecimientos de Marbella es imposible reservar en fechas clave.

Los días más solicitados son este viernes y sábado, 15 y 16, junto al 22 de diciembre. La noche se impone sobre el día. Y la jornada que nadie quiere es el 23 porque hay que preservar energía y estómago para Nochebuena. Estas preferencias junto con la avalancha de reservas que empezaron a llegar en noviembre ha empujado la celebración de este tipo de eventos hacia atrás en el calendario. De este modo, muchos locales de la ciudad están haciendo comidas y cenas de empresa desde primeros de mes, en torno a los días festivos de la Constitución y la Inmaculada, e incluso acomodando a los grupos en días entre semana.

Así lo confirman en el afamado restaurante Nuevo Reino, en San Pedro Alcántara, donde hacía años que no recibían tal volumen de reservas de empresas. «Se ve que la economía se está meneando y que la gente está ganando dinero por lo menos aquí en Marbella, porque este año hemos tenido muchas reservas de empresas, más que en 2016. De hecho los fines de semana de diciembre están todos cogidos desde hace tiempo e incluso jornadas de diario», asegura el gerente del establecimiento, Pepe Romero.

Los días más solicitados son este viernes y sábado, 15 y 16, junto al 22 de diciembre

Al igual que la competencia, Nuevo Reino ha mantenido los precios de los menús de Navidad estables respecto al año anterior para asegurar un buen volumen de reservas, porque como refiere este hostelero «el jefe se gasta el dinero, pero poquito». ¿Consecuencia?: los precios están todavía lejos de la cota anterior a la crisis.

El coste medio de los menús de Navidad ronda los 30 euros por comensal y de ahí hacia arriba dependiendo del restaurante y del tipo de evento que se escoja. A pesar de la contención de precios desplegada por buena parte de la hostelería marbellí, Santiago Domínguez, propietario del Restaurante Santiago, reconoce que «las empresas no sólo buscan los menús más económicos sino que a veces hasta regatean». O sea, que las empresas se muestran más proclives a gastar, pero sin liarse la manta a la cabeza.

Sin disponibilidad

Cabe destacar, que otros responsables de restaurantes consultados no han advertido un repunte de reservas de empresas como tal, sino de compañeros de trabajo que deciden festejar fuera del ambiente laboral y pagan a escote. En Los Mellizos, por ejemplo, afirman que las reservas realizadas por grupos ganan por goleada en una proporción del 80%, frente al 20% de eventos celebrados por empresas. Lo que también confirman es que hay días para los que ya no hay disponibilidad, caso del 15 de diciembre, tónica que se repite en otros locales de la ciudad.

El Mercado Abastos&Viandas, el nuevo espacio gastronómico del centro de Marbella, es otro de los lugares escogidos de forma mayoritaria para estas celebraciones navideñas. El director gerente, Francisco Gómez, se muestra satisfecho por la evolución de la demanda del establecimiento abierto el pasado mes de marzo. «Todas las semanas tenemos varios grupos y uno de los más numerosos es el de la ONCE con 200 personas este sábado», concreta. En este caso, al disponer de salones especiales para eventos con capacidad para 250 personas, más el espacio del propio mercado, hay sitio de sobra a pesar del gran volumen de reservas que comenzaron a mediados del mes del pasado.

Está claro que la hostelería marbellí ha puesto toda la carne en el asador para avivar la esencia de estas reuniones, encuentros en los que las estresadas plantillas liberan tensiones tras un duro año de trabajo, y que las empresas están recogiendo el guante a tenor de los llenos que se están registrando.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos