Una gran nevada cubre las sierras de Málaga en plena primavera

Imagen del la Sierra de las Nieves desde Marbella. :: josele-lanza/
Imagen del la Sierra de las Nieves desde Marbella. :: josele-lanza

Un manto blanco sobre el Pico de la Concha en Marbella y las cumbres más altas de la Sierra de las Nieves y de la Axarquía

I. LILLO / E. CABEZAS/ M. PÉREZ MÁLAGA.

Las cumbres más altas de la Sierra de las Nieves y la Axarquía y el Pico de La Concha en Marbella amanecieron ayer cubiertas de un inusual manto blanco. La insólita estampa sorprende en plena primavera después de las últimas precipitaciones, que han sido en forma de nieve en los picos por encima de los 1.500 metros de altitud del parque natural de las Sierras Tejeda, Almijara y Alhama. Cumbres como La Maroma, que con 2.068 metros es el techo de la provincia, presenta un abundante capa en toda su falda sur, que es perfectamente visible desde todos los puntos de la comarca oriental y desde la capital malagueña.

Navachica, la cima más alta de la Sierra Almijara, en Nerja, con 1.868 metros de altitud, también tiene una capa de nieve considerable. Esta nevada en pleno mes de abril y con la primavera ya transcurrido su primer mes es algo bastante poco frecuente en la provincia. La escena se repite en puntos elevados de la Sierra de las Nieves, como Yunquera, y en Ronda. En Marbella, la estampa más capturada ayer por los fotógrafos era La Concha nevada desde puntos como Puerto Banús o San Pedro Alcántara. Y ello bajo un sol radiante y una temperatura que alcanzó los 23 grados al borde del mar.

Una vez cada década

El alcalde de Yunquera, José Antonio Víquez, explica que el fenómeno se repite al menos una vez cada década, e incluso llega a nevar en la Sierra en los primeros días de mayo. «Ayer estaba lloviendo y había 6-7 grados en la calle, por la noche bajó más las temperatura y nevó». En cambio, el escenario cambiado radicalmente ayer por mañana, cuando subió a 12-13 grados. Antonio Pérez, alcalde de Alozaina, reconoce que este fenómeno es muy infrecuente, aunque coincide en que a veces nieva incluso en mayo. Sin embargo, advierte de que esta se encuentra actualmente a partir de unos 1.600 metros de altitud, por lo que los senderistas que quieran acercarse tienen por delante una caminata de al menos tres horas.

José Luis Escudero, autor del blog Tormenta y Rayos, en SUR.es, también indica que el fenómeno ocurre con cierta frecuencia, aunque de esta ocasión destaca dos factores: la baja altitud a la que han caído los copos, por encima de los 1.400 metros; y la densidad de nieve que se ha registrado, que deja una gruesa capa, visible desde numerosos puntos. Escudero añade que hace sólo cinco años nevó el último día de abril, y por encima de apenas 1.200 metros de altitud, por lo que no es un fenómeno especialmente extraordinario.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos