El Gobierno quiere incluir el recrecimiento de La Concepción en el Pacto Nacional del Agua

El Gobierno quiere incluir el recrecimiento de La Concepción en el Pacto Nacional del Agua

El PSOE lo califica de «tomadura de pelo» y exige que no se alargue el inicio de las obras de esta infraestructura vital para Málaga y la Costa del Sol

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

El proyecto de recrecimiento de la presa de La Concepción sigue en el aire. Lejos de aclarar cuándo comenzarán las obras, el Gobierno ha señalado que esta infraestructura se encuadrará en el eje del Pacto Nacional del Agua dedicado a la atención a los déficits hídricos, aunque el contenido del mismo no está cerrado y su objetivo es consensuar todas las decisiones. Al menos, así lo ha señalado el ejecutivo de Mariano Rajoy en una respuesta parlamentaria a sendas preguntas formuladas por el diputado del PSOE por Málaga en el Congreso, Miguel Ángel Heredia, sobre por qué no hay ninguna previsión para iniciar el recrecimiento y cuándo prevé finalizar el impacto ambiental del anteproyecto.

La respuesta planeta nuevas incógnitas toda vez que no aclara si su inclusión en el Pacto Nacional del Agua, cuyas decisiones serán consensuadas, supondrá su inicio inmediato o es para volver a debatir si es necesaria o no, máxime cuando esta presa se encuentra ya dentro del planeamiento del Plan Hidrológico de las Cuencas Mediterráneas Andaluzas (2015-2021) vigente y aprobado por parte de la Junta y el Gobierno. La Subdelegación del Gobierno no supo concretar ayer qué puede suponer para esta infraestructura hídrica que se incluya en el Pacto del Agua.

El recrecimiento tiene como finalidad incrementar la capacidad de almacenamiento de agua de la presa, que actualmente es de sólo 61,85 hectómetros cúbicos. El objetivo es ejecutar un segundo embalse aguas abajo del actual, incrementando su capacidad de almacenamiento. El Plan Hidrológico contempla esta obra para antes de 2027, con un presupuesto de 210 millones de euros con cargo al Estado, de los que 105 deberán estar invertidos en 2021. La Junta hace dos años que entregó el anteproyecto al Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, estimando la inversión en 319 millones.

Para Heredia, la respuesta demuestra el nulo interés del Gobierno por el proyecto de recrecimiento, teniendo en cuenta que cada año crece el número de turistas y las previsiones para los próximos años apuntalan dicho crecimiento, siendo necesario garantizar el abastecimiento a medio plazo de la Costa del Sol, «porque de lo contrario puede llegar el momento en que haya problema con el agua y eso sería un problema enorme para nuestra principal fuente de riqueza, que es la industria turística».

Obra prioritaria

Para la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio esta obra es absolutamente prioritaria para garantizar el abastecimiento en la Costa del Sol y para que se solucione el 90% de los problemas que hay en esa zona de Andalucía, por lo que considera que está bien que esté en la agenda política del Gobierno, «pero su ejecución debiera ser inmediata».

Heredia recuerda que en una respuesta del Gobierno de hace pocos meses señalaba que el anteproyecto de recrecimiento de la presa se encontraba en fase de Evaluación Ambiental y que hasta que no se culmine este trámite no se valorará la posibilidad de licitar las obras y la correspondiente asignación presupuestaria. Sin embargo, en una nueva respuesta con fecha de salida 9 de mayo plantea que esta infraestructura hídrica habrá que encuadrarla en el Pacto Nacional del Agua.

El problema para Heredia es que ni los contenidos del Pacto Nacional del Agua ni la forma de alcanzarlos son cuestiones cerradas, lo que para el diputado socialista significa alargar «sine die el inicio de esta obra, cuando lo que debería hacer es comenzarla ya. Es una tomadura de pelo que después de siete años en el Gobierno no haya ni siquiera un proyecto redactado para esta actuación que está declarada de interés general».

Según la respuesta parlamentaria, el Pacto Nacional por el Agua debe conseguir un uso más eficaz, solidario, sostenible e integrado de los diferentes recursos hídricos existentes en España con el que se pretenden aportar soluciones que aseguren el cumplimiento de los objetivos ambientales, la atención de las demandas en las cuencas más deficitarias del país, el cumplimiento de los compromisos políticos y jurídicos asumidos con la Unión Europea y la necesaria estabilidad económica-financiera para el sistema español del agua.

«El reto fundamental que se plantea es consensuar todas las decisiones que se adopten destinadas a alcanzar esos cuatro objetivos con todas las administraciones, con todos los grupos políticos y con todos los usuarios del agua», insiste el Gobierno.

Sobre el recrecimiento de La Concepción, señala que se encuadra en el eje del Pacto dedicado a la atención a los déficits hídricos, «pues la gestión integrada de los recursos hídricos debe ser la pieza fundamental para la resolución de los problemas de déficit hídrico estructural que se produce en algunos territorios de España. Asimismo señala que la solución a estos problemas debería abordarse con una visión amplia, a escala nacional, donde se llegue a un entendimiento común de lo que significan estos déficits hídricos y de las soluciones que se plantean para resolverlos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos