La Fiscalía sostiene que Roca participó en la compra del Xerez y utilizó al expresidente

AGENCIAS MARBELLA.

El Ministerio Público sostiene que el exasesor de Urbanismo del Ayuntamiento de Marbella, Juan Antonio Roca, participó en la compra del Xerez en 2002 blanqueando dinero y que en la operación utilizó al expresidente del Xerez, José María Gil Silgado, y al que fuera propietario del club, Luis Oliver Albesa.

El juicio se celebró ayer en la Audiencia Provincial de Málaga y Anticorrupción ha pedido que Gil Silgado y Oliver sean condenados a dos años y nueve meses de prisión por blanqueo de capitales en una pieza separada del 'caso Malaya' en relación con la compra del club jerezano.

Además, el Ministerio Público pide que sean condenados a pagar una multa de 2,5 millones de euros, el dinero supuestamente ilícito que Roca habría aportado en la operación. Gil Silgado mantuvo su inocencia y alegó que la compra del club jerezano por 3,6 millones de euros la hizo con fondos propios, que conocía a Roca pero que en 2002 se desconocía sus problemas con la justicia.

Por su parte, el que fuera propietario del club, Luis Oliver, aseguró que sólo negoció con Silgado, que todo lo pactó con él y que nunca sospechó que detrás de la compra pudiera estar Roca.

Aseguró que no le extrañó que le pagaran con fincas y apartamentos porque era normal en operaciones donde se negociaba con constructores.

Los abogados defensores cuestionaron la validez de las conclusiones de los informes policiales y de los peritos de la Agencia Tributaria, al tiempo que indicaron que no entendían el por qué Roca no estaba en el banquillo de los acusados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos