La Fiscalía solicita el sobreseimiento de la imputación sobre el exalcalde de Manilva

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

La Fiscalía ha solicitado el sobreseimiento provisional de las diligencias que se seguían contra el exalcalde de Manilva y actual portavoz del PSOE en la localidad, Diego José Jiménez. La imputación de Jiménez se produjo en el marco del proceso judicial iniciado contra su predecesora, la excalcaldesa de Manilva de IU, Antonia Muñoz, acusada de enchufismo y de contrataciones con empresas de familiares.

Jiménez fue imputado inicialmente como coautor por un presunto delito de prevaricación y como cooperador necesario de un delito de gestión interesada al aprobarse en la Junta de Gobierno en la que participaba como concejal, facturas a favor de una empresa de la que eran administradores la alcaldesa y su marido. La fiscal, en su escrito de acusación, al que ha tenido acceso este periódico, solicita el sobreseimiento al entender que «no ha quedado acreditada su participación en los hechos».

El portavoz socialista ha manifestado su satisfacción y asegura sentirse «aliviado» tras haber sufrido un «calvario personal». Jiménez confía en que tanto el Partido Popular como el Comité de Empresa del Ayuntamiento de Manilva, que ejercen la acusación particular en este proceso, coincidan con las tesis de la fiscalía y su desimputación sea definitiva.

La fiscal también ha solicitado el sobreseimiento para el primo de Antonia Muñoz, Salvador González Vázquez, y para el entonces concejal socialista Salvador Zotano por «no haber quedado acreditada su participación en las contrataciones».

Sí mantiene la acusación tanto para la exalcaldesa, como para su marido, Valetín Carayol, así como para el actual alcalde, Mario Jiménez, y los ediles Diego Urieta y Francisca López. La fiscal mantiene que se aprobaron facturas a pesar de los continuos reparos de la interventora municipal que advertía de la ilegalidad de las mismas y la prohibición de contratar con el sector público.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos