La Fiscalía investiga un posible delito ambiental y contra la ordenación del territorio en Benahavís

Vista de las actuaciones/Josele-Lanza -
Vista de las actuaciones / Josele-Lanza -

Izquierda Unida-Los Verdes denuncia que la promotora Real de la Quinta ha modificado las condiciones naturales del río Guadaiza colocando enormes escolleras

Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

La Fiscalía de Medio Ambiente de Málaga ha abierto una investigación sobre las presuntas afecciones urbanísticas y ambientales que unas obras que realiza la promotora Real de la Quinta en Benahavís tienen para el río Guadaiza. En concreto, el Ministerio Público dilucida la posible destrucción de parte del cauce a la altura del paraje de El Herrojo, que está incluido en la Red Natura 2000 y dentro de la zona ZEC como Espacio Fluvial Sobresaliente.

La Fiscalía ha abierto diligencias informativas tras la denuncia presentada por Izquierda Unida-Los Verdes para que se esclarezcan los hechos y las posibles responsabilidades que de ellos pudieran derivarse. Para ello, ha librado oficio al equipo del Seprona de la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga para que investigase los hechos denunciados y su posible transcendencia penal, como delitos contra la ordenación del territorio o contra los recursos naturales y el medio ambiente.

Las obras denunciadas consisten en la construcción de un puente y viarios para comunicar los nuevos desarrollos urbanísticos que la promotora está ejecutando en el vecino valle fluvial del arroyo de Benabolá; trabajos que según Izquierda Unida-Los Verdes en el Ayuntamiento de Marbella están afectando «gravemente» a una parte del cauce. El portavoz de la formación, Miguel Díaz, afirma que en él se han colocado enormes escolleras que han invadido y modificado el propio río, afectando a sus condiciones naturales, y sin que se hayan preservado las especies autóctonas características de los hábitats de ribera.

Afecciones en el arroyo

Asimismo, la formación ha puesto en conocimiento de la Fiscalía que esta misma promotora ha embovedado más de 1.600 metros lineales del cauce del arroyo Benabolá, parte de ellos en el término municipal de Marbella, aniquilando de esta manera un Hábitat Natural de Interés Comunitario.

Las obras consisten en la construcción de un puente y viarios para comunicar nuevos desarrollos urbanísticos

El portavoz de Izquierda Unida-Los Verdes en el Ayuntamiento de Marbella afirma además que las actuaciones que se están llevando a cabo tanto en el cauce del río Guadaiza como las ejecutadas en el arroyo Benabolá, son «incompatibles» con el PGOUde Benahavís. Según Díaz, la norma recoge que la ordenación tendrá que integrarse con la conservación de la naturalidad de los ríos y arroyos, del domino público y la preservación de los paisajes fluviales como elementos estructurantes del territorio. Y que para el desarrollo de los suelos será necesario informe vinculante de la Agencia Andaluza del Agua relativo a las zonas de servidumbre, policía, dominio público hidráulico, así como de las zonas inundables, además de prohibirse cualquier tipo de instalación en el área de inundación y vegetación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos