El fiscal recurre el archivo del 'caso PGOU' y pide que se cite a cinco nuevos testigos

HÉCTOR BARBOTTA MARBELLA.

El fiscal de zona de Marbella ha recurrido la decisión del juezinstructor de archivar el conocido como 'caso PGOU' por una presunta falsedad en las actas del pleno de julio de 2009 en el que se aprobó el Plan General de Ordenación Urbana. Al tratarse de un recurso de apelación, la decisión sobre si prospera o no la tomará la Audiencia Provincial de Málaga.

En su recurso, de 19 páginas y al que ha tenido acceso este periódico, el represenante del Ministerio Público pide que se cite a cinco nuevos testigos entre ellos tres funcionarios, el exconcejal del Partido Popular Diego Eizaguirre y la exportavoz socialista en el Ayuntamiento de Marbella, Susana Radío.

Entre los funcionarios a quienes el fiscal quiere citar se encuentran las dos personas que procedieron a la transcripción del vídeo de la sesión plenaria y la persona que supuestamente entregó la documenación presentada por el equipo redactor en la víspera de ese pleno.

En el escrito, el fiscal sostiene que pese a los argumentos en los que el instructor fundamentó el archivo -que los cambios en el PGOU fueron obra del equipo redactor, que se introdujeron tras el dictamen del Consejo Consultivo y que en la comisión plenaria previa al pleno se anunció una reunión en la Consejería en la que se concretarían los cambios- ello no justifica que en acta del pleno se hiciera constar situaciones que en realidad, en su opinión, no se produjeron.

Según el fiscal, «se produjo una narración mendaz, ya que lo expresado no se correspondía con la realidad». Para el representante del Ministerio Público, no se trata de una falsedad inocua, «al ser falsos los hechos que se contienen en el documento». Por ello se opone a que el procedimiento se archive en relación a la alcaldesa, Ángeles Muñoz, y al vicesecretario municipal.

Fotos

Vídeos