El fiscal del cree que Guzmán fue un vehículo para el saqueo pero rebaja la petición de pena

Considera que el exedil tuvo una responsabilidad menor y que por su estado de salud sería desproporcionado condenarlo a más de tres años de cárcel

SUR MADRID.

El fiscal del 'caso Saqueo 2', que investiga el desvío de dinero entre 1994 y 2001 desde el Ayuntamiento de Marbella, ha asegurado que Esteban Guzmán, el exedil que se dio a la fuga y está siendo ahora juzgado, «fue el vehículo para esquilmar el patrimonio del pueblo de Marbella».

Así lo ha expresado el representante del Ministerio Público ante la Audiencia Nacional, donde ha quedado visto para sentencia el juicio contra Guzmán, que se enfrenta a cuatro años y dos meses de prisión por los delitos, entre otros, de malversación y falsedad documental.

El caso se desarrolló entre 1994 y 2001, años en los que presuntamente, bajo el gobierno del Grupo Liberal Independiente (GIL), se desviaron 70 millones de euros del ayuntamiento marbellí a través de empresas públicas y privadas con dádivas a los concejales y se defraudó a la Seguridad Social en torno a 91 millones de euros.

Aunque la trama de corrupción ya fue juzgada en 2013, cuando fueron condenados a seis años de prisión el exalcalde de Marbella Julián Muñoz y el exasesor urbanístico del consistorio Juan Antonio Roca, Guzmán no compareció en el juicio al encontrarse huido de la Justicia desde 2012, por lo que ha sido juzgado a su regreso.

En sus conclusiones definitivas, el fiscal ha rebajado la pena de los doce años de prisión que solicitaba al inicio del juicio a cuatro años y dos meses de prisión, al entender que Guzmán «tuvo una menor responsabilidad» que el resto de condenados y acusados, dos ellos todavía huidos de la Justicia.

No obstante, ha manifestado al tribunal que, a pesar de que el exedil «debe ser condenado», «dada la situación de salud en la que se encuentra Guzmán, una pena superior a los tres años sería desproporcionado». Además, el fiscal ha rechazado la tesis que defendió el propio acusado, quien insistió durante su declaración en que no tenía formación académica, y ha asegurado que «aunque no estaba preparado académicamente, sí lo estaba comercialmente al tener una carnicería y una empresa de hostelería».

Fotos

Vídeos