La feria de día cerrará una hora antes y tendrá más barras que el año pasado

Barra en la feria de Marbella, edición 2017. /Archivo. Josele-Lanza
Barra en la feria de Marbella, edición 2017. / Archivo. Josele-Lanza

El Ayuntamiento autoriza entre el Paseo de la Alameda y la Avenida del Mar un total de 20 puntos que chaparán a las ocho todos los días, excepto las dos primeras jornadas que lo harán a las siete

Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

Este año habrá más barras disponibles y menos tiempo para disfrutar de una cerveza y un plato de jamón con los amigos en la feria del centro de Marbella. El Ayuntamiento ha publicado las bases para conceder la autorización demanial para la instalación y uso de 20 barras con motivo de la Feria de San Bernabé 2018. Ocho en el Paseo de la Alameda y 12 en la Avenida del Mar. Se instalarán por tanto cuatro más que en la edición del año anterior pero cerrarán una hora antes.

La autorización de apertura se extiende desde el día siguiente del pregón, el miércoles 6, al último día de feria, el lunes 11 de junio. Todas las entidades, particulares, asociaciones y colectivos interesados, así como grupos políticos de la Corporación, pueden ya solicitar su participación en el procedimiento para la adjudicación de una barra, a través de las Oficinas de Atención al Ciudadano, hasta el próximo miércoles 16 de mayo. El canon a pagar es de 509,76 euros. Una vez expirado el plazo de presentación de solicitudes, la Mesa de Contratación valorará las ofertas recibidas y entregará las autorizaciones conforme al máximo de puntuación obtenida, atendiendo a los criterios objetivos recogidos en dichas bases, que pueden consultarse en la plataforma de contratación del Estado.

La principal novedad por tanto de la feria de día afectará a los horarios de las barras que se autorizarán en el centro, pues cerrarán una hora antes que el año pasado. Lo que la Comisión de Festejos pretende con esta medida, además de conciliar la fiesta con el descanso de los vecinos, es garantizar que la feria de noche tenga también suficiente afluencia, por lo que se ha estimado que un horario extenso de las barras perjudicaba este objetivo. A colación de este asunto el concejal de Fiestas, Félix Romero, explicó a SUR que habrá un endurecimiento del régimen sancionador para garantizar el cumplimiento de la normativa de ruidos y horarios.

El miércoles 6 y jueves 7 de junio las barras abrirán de 13.00 a 19.00 horas y el resto de días, 8, 9, 10 y 11 de junio, estarán una hora más, hasta las 20.00 horas. Diariamente las barras cesarán su actividad de venta de bebidas y emisión de música a la hora especificada, exponiéndose el responsable en caso de incumplimiento a la clausura y cierre de la barra, quedándose además sin derecho a reclamar la devolución del canon, según figura en las bases consultadas. En la edición del año pasado, las barras abrían de 13.00 a 20.00 horas, y hasta las 21.00 horas los días festivos.

Como ya ocurrió el año pasado, las barras ubicadas entre el Paseo de la Alameda y la Avenida del Mar contarán con un sistema de música ambiental unificado, debiendo instalar cada adjudicatario un receptor de radio para la reproducción de la música con sistema de ampliación. La Delegación de Fiestas comunicará la frecuencia de radio que se debe sintonizar. «Con la finalidad de limitar el sonido excesivo dichos equipos siempre se encontrarán con las limitaciones acústicas determinadas por el Ayuntamiento», especifican las bases publicadas, que también aclaran que de forma excepcional, los adjudicatarios podrán contratar la actuación de un grupo de música en vivo, actuación que deberá estar consensuada con los adjudicatarios cercanos, y que deberá solicitarse por escrito y de forma anticipada a la Delegación de Fiestas.

Régimen sancionador

El saltarse a la torera el límite de decibelios permitidos o contratar una actuación musical sin contar con el preceptivo permiso municipal se consideran este año faltas «muy graves» dentro del régimen sancionador del reglamento de barras, lo mismo que no cumplir con el horario establecido, el incumplimiento de cualquier norma en materia laboral, no disponer de botiquín y extintores o la modificación de los elementos de instalación y decoración de la barra con posterioridad a la supervisión de los servicios técnicos municipales y que pusiesen en riesgo la seguridad del personal propio o del público de la barra. Entre los incumplimientos que se consideran «graves», el reglamento recoge, entre otros, la ocupación de espacios no autorizados con mesas, sillas, bidones, parasoles, etc., o no depositar la basura en los sitios reservados para tal propósito.

Formulada la denuncia por los técnicos municipales o por los agentes de la autoridad sobre los hechos que supongan el incumplimiento «grave» o «muy grave» de lo dispuesto en las bases, se dará traslado del contenido de la misma al responsable de la barra denunciada, que dispondrá de 24 horas a fin de que pueda efectuar cuantas alegaciones estime oportunas. Transcurrido ese plazo, el Ayuntamiento adoptará las medidas cautelares pertinentes, pudiendo acordar la revocación de la autorización concedida y el cierre y precinto de la barra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos