OSP exige reducir la zona azul en San Pedro al terminar la concesión

Una de las calles con zona azul en San Pedro. :: JOSELE-LANZA
Una de las calles con zona azul en San Pedro. :: JOSELE-LANZA

La formación sampedreña propone la continuidad del servicio a cambio de reesctucturar las zonas afectadas y reclama suprimir la zona verde

PABLO COLLANTES MARBELLA.

En San Pedro los vecinos vuelven a estar en alerta por el devenir de las plazas de aparcamiento de su núcleo urbano. En poco más de 20 días, el contrato con la empresa concesionaria que explota los parquímetros de la zona azul vencerá. A partir del próximo 12 de agosto, las 19 calles en las que se impone el pago fraccionado, tendrán un futuro incierto.

La agrupación municipal Opción San Pedreña se ha hecho eco de las quejas de los vecinos y se posicionó ayer a favor de la continuidad del servicio, exigiendo a cambio una drástica reducción del número de calles a las que afecta. El vicepresidente del partido, Rafael Piña, defendió la utilidad que la zona azul tiene en el casco urbano al favorecer la rotación de los vehículos por la zona. Sin embargo, creen que el amplio número de calles afectadas por esa regulación «es abusivo».

LAS CLAVES

u19 calles afectadas
La actual disposición de la zona azul regula cerca de una veintena de vías próximas al núcleo urbano.
uFecha límite
El próximo 12 de agosto expira el plazo de explotación del servicio. La alternativa a la prórroga es la gestión municipal.
uEliminar la zona verde
OSP pide la anulación total de la zona verde al no favorecer la rotación de vehículos en la zona.

De este modo, OSP solicitará al Ayuntamiento la supresión de la zona azul en la avenidas Norberto Goizueta y Luis Braille, ambas ubicadas en el Bulevar del municipio. Además, la formación propondrá eliminar la totalidad de las plazas ubicadas frente al Mercado Municipal, ya que, en palabras de Piña, «no favorecen el comercio de la zona y la mayoría de ellas suelen estar vacías». La Avenida Pablo Ruiz Picasso y la calle Toledo serán otras de las vías en las que OSP pedirá una reducción parcial de las plazas que ocupa la línea azul. «Hemos tenido un extenso debate interno para alcanzar esta decisión», explicó Piña.

La posición de OSP se endurece después de que el pasado mes de marzo el tripartito sí aprobase nuevas plazas de zona azul, justificándolas con las distintas obras que se acometieron en otras calles del centro de la ciudad. «Cuando llegamos al gobierno, ya estaban en marcha contratos con los que nosotros no estábamos de acuerdo», argumentó el teniente de alcalde.

Con respecto al futuro de la regulación, OSP se mantiene al margen, sin entrar a valorar cuál de las dos opciones planteadas consideran más acertada. En la mesa están la opción de prorrogar el contrato a la concesionaria por dos años más o la alternativa de municipalizar el servicio. Pese a no entrar en una mayor valoración, el vicepresidente de OSP, subrayó el gasto que supondría asumir la gestión del servicio. «Tendríamos que ser nosotros los que comprásemos esos parquímetros para explotarlos después una forma u otra».

Por otra parte, respecto al funcionamiento de la zona verde, OSP propone anularla por completo y exigirá al gobierno municipal su sustitución por una opción «más adecuada y beneficiosa para todos». La agrupación municipal sostiene que dichas zonas «se enmarcan dentro de la ilegalidad» y desfavorecen la propia rotación de los vehículos. «Los ciudadanos que cuenten con una tarjeta verde de aparcamiento pueden estar tranquilos, ya que en caso de eliminar su regulación, se haría una vez que su validez haya expirado». Hasta el momento, se desconoce el plazo para modificar la situación actual del servicio de regulación puesto en marcha por el Ayuntamiento en el año 2012.

Fotos

Vídeos