El PP exige a la Junta que dé uso al centro de menores abandonado de Isdabe de Estepona

El alcalde y la parlamentaria Esperanza Oña en la entrada del centro. /Charo Márquez
El alcalde y la parlamentaria Esperanza Oña en la entrada del centro. / Charo Márquez

Esperanza Oña propone que se destine a centro educativo o a residencia de ancianos para responder a la demanda de la zona

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

El PP exigió ayer a la Junta de Andalucía que dé uso al edificio que inicialmente funcionó como Centro de Protección de Menores en Isdabe. La instalación permanece cerrada desde marzo de 2016 cuando la Junta, tras una inspección, decidió clausurarlo porque la gestión de la concesionaria era inadecuada. Desde entonces, según los vecinos de la zona, ha sido desvalijado y también ocupado. Posteriormente la Junta llevó a cabo el cierre de ventanas y puertas para impedir la entrada a intrusos, pero siguen penetrando en su interior.

La parlamentaria andaluza Esperanza Oña anunció ayer, durante una visita al edificio junto al alcalde de Estepona, que su partido pedirá explicaciones a la Junta sobre el futuro de este edificio. Oña propuso que la Junta lo destine a uso educativo, ya que el colegio público de Isdabe , según denunció, tiene aulas prefabricadas «y se podría haber usado este centro». Asimismo recordó que junto al edificio abandonado se encuentra un centro de personas mayores, también gestionado por la Junta, «y como hay mucha demanda y listas de espera, podría servir de complemento», indicó.

Vandalizado

Lamentó que el Gobierno andaluz «siempre recurra a que no tiene espacios para desarrollar servicios y nos encontramos con edificios como este, que aunque está abandonado, parece en buenas condiciones, y debería aprovecharse en beneficio de los esteponeros». El alcalde de Estepona, José María García Urbano, señaló, por su parte, que el edificio «debería tener el uso para el que se concibió o cualquiera alternativo pues si sigue así me temo que sea vandalizado».

El centro de protección de menores de Isdabe comenzó a funcionar en 2006 y tuvo un presupuesto de 1,5 millones de euros. En el exterior hay enseres quemados y basura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos