«Ser de Europa del Este es un indicio de delito»

El empresario ruso proclama su inocencia, sostiene que hay un estigma contra los ciudadanos de los países surgidos tras la caída de la Unión Soviética

J. RODRÍGUEZ MARBELLA.

El empresario ruso Alexander Grinberg proclama su inocencia ante los medios. Sin profundizar en las acusaciones por el caso 'Oligarkh' por consejo legal de sus abogados, el propietario del Marbella FC resalta su vinculación con la ciudad, su arraigo familiar y asegura que su futuro está ligado a la entidad que preside. «Demostraré mi inocencia. Hace cinco años, cuando llegué a Marbella, quería demostrar a los españoles que los rusos somos trabajadores humildes. Tenemos que trabajar y divertirnos juntos, esto es la amistad entre países», declaró.

Grinberg ahondó en el que entiende un estigma contra los países resultantes de la extinta Unión Soviética. «Ser de Europa del Este es un indicio de delito. En el siglo XXI es horrible que se diga esto. Espero que eso no lo piense todo el mundo. Todos somos iguales. En cada país se pueden encontrar cosas malas, pero que los exsoviéticos son más malos que otros no lo entiendo. Estas palabras no son normales hoy en día», resaltó. Para argumentar su postura fue a más. «En la cárcel de Alhaurín de la Torre hay más de 1.600 reclusos y no he encontrado ni un ruso», concluyó.

Sobre su periodo en prisión, cuatro meses y medio, dijo que su círculo más cercano fue su principal apoyo. «Mi familia me ayudó muchísimo. Familia no es solo una palabra, es la herramienta principal para hacer frente a estas dificultades». Además aprovechó para cargar contra los medios de comunicación que publicaron unas supuestas imágenes de armas de fuego encontradas en su casa, distribuidas por la Guardia Civil, que resultaron de juguete, 'airsoft'. «Un periodista está en la oficina delante del ordenador, con la taza de café al lado, le llama su novia, le invita a cenar y él con otra mano está escribiendo el texto de que en casa de alguien han encontrado armas. Con un solo movimiento de ratón rompe la vida de una persona», comentó.

Grinberg pasó cuatro meses y medio en prisión y está acusado de presunto blanqueo

Excarcelación

En cuanto a su inocencia, apeló a su orígenes para remarcar que no concibe eludir las normas. «Voy a hacer 50 años y nunca jamas en mi vida he incumplido la ley». En este sentido Grinberg se agarró al auto emitido por la jueza que concedió su excarcelación. «La resolución judicial para dejarme en libertad demuestra que existe la justicia. Estoy seguro de que todo va a salir bien. Estoy preparado para trabajar en esta situación para que la verdad salga, y la verdad siempre gana», agregó. En lo que se refiere a la lucha por demostrar su desvinculación de cualquier mafia rusa reiteró ser «un hombre fuerte, humilde y trabajador que sabe valorar a quienes consiguen sus objetivos trabajando». Cabe recordar que solo cuatro de los once detenidos el 28 de septiembre ingresaron en prisión por presuntamente blanquear entorno a 30 millones de euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos