Un estudio de la UMA resalta la rentabilidad económica del agua destinada al golf

Pablo Mansilla, Marga del Cid, Josefa García Mestanza y Manuel Cardeña./Josele-Lanza -
Pablo Mansilla, Marga del Cid, Josefa García Mestanza y Manuel Cardeña. / Josele-Lanza -

El trabajo señala que los campos de golf crean 0,54 empleos por hectárea y 2,77 por cada 10 metros cúbicos de agua

Héctor Barbotta
HÉCTOR BARBOTTAMarbella

El agua destinada al riego de los campos de golf tiene una mayor rentabilidad en términos de creación de riqueza y de empleo que la que se dedica a la agricultura. Así lo refleja el estudio realizado para el Observatorio del Golf por la Cátedra de Turismo de Golf de la Universidad de Málaga.

El informe, presentado ayer en Marbella, sostiene que en los municipios de la Costa del Sol la utilización del agua para riego tiene una rentabilidad mayor si se destina a campos de golf tanto si se mide la creación y mantenimiento de puestos de trabajo como si se toma en cuenta el valor añadido.

El estudio fue realizado por un equipo de la Universidad de Málaga dirigido por la directora de la cátedra, Josefa García Mestanza, que acudió a la presentación junto a la presidenta de la Mancomunidad de la Costa del Sol, Margarita del Cid, el consejero delegado de Acosol, Manuel Cardeña, y el presidente de la Federación Andaluza de Golf, Pavlo Mansilla.

El estudio, de más de 250 páginas, sostiene que la elevada productividad media generada por la utilización de los recursos hídircos que requiere el mantenimiento de la superficie de césped de los campos de golf, superior a la que aportan otras actividades que también se basan en el agua como factor productivo fundamental, tiene su origen en las carácterísticas de los usuarios de alto poder adquisitivo de estas instalaciones, y en buena medida es debida a la elevada rentabilidad de las otras actividades vinculadas al golf y no sólo a la propia gestión de las mismas exclusivamente para la práctica del deporte.

Valor agregado bruto

Existe una correlación prácticamente lineal (99%) entre el Valor Agregado Bruto de los campos de golf y la productividad del agua utilizada en el riego, de manea que si aumenta una variable la otra lo hace en la misma proporción. Según el estudio, esta correlación es menor cuando se mida el valor agregado bruto de los cultivos con el agua consumida (86%). Es decir, según el estudio, que el agua utilizada en la agricultura de regadío en la Costa del Sol obtiene una productividad menor que la que se destina a los campos de golf.

En cuanto a la procedencia del agua consumida en los campos, en el 81% se utiliza un 100% de agua reciclada y tan solo el 5% no utilizan nada de agua regenerada.

Según el informe, la media de los beneficios en los campos de golf estudiados se sitúa en 850.000 euros anuales y la lista de campos más rentables la encabeza Las Brisas, en Marbella Los meses de mayor grado de ocupación asociada al turismo de golf son octubre, noviembre, marzo y abril.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos