Estepona solicita a la Junta autorización para una playa canina en La Morocha

Playa de La Morocha. /Ch. M.
Playa de La Morocha. / Ch. M.

El lugar elegido, entre los río Padrón y El Castor, dispone de 10.000 metros cuadrados

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

Los perros de Estepona y sus dueños están de enhorabuena porque van a poder disfrutar de la playa juntos. El Ayuntamiento ha solicitado de nuevo a la Junta de Andalucía autorización para poder habilitar una franja litoral en la que se permita la estancia de perros. Previamente, el Ayuntamiento de Estepona aprobó la modificación de la ordenanza sobre el uso de las playas para permitir la presencia de mascotas en esta zona; este fue el primer paso y el trámite imprescindible para la solicitud a la Consejería de Medio Ambiente la autorización correspondiente.

La franja litoral elegida cuenta con 10.000 metros cuadrados en la zona de La Morocha, entre los ríos Padrón y El Castor, y será debidamente señalizada para el fin que se pretende. La creación de este espacio dará respuesta a una demanda social que ha ido creciendo en los últimos años, posibilitando que los usuarios puedan pasar una jornada de playa junto a sus mascotas, algo que está prohibido en temporada alta.

En el último pleno celebrado esta semana, la concejala de Costa del Sol Sí Puede, Rosario Luque, reclamó en ruegos y preguntas al equipo de gobierno la apertura de una playa para perros.

El equipo de gobierno recordó ayer que el Ayuntamiento abrió en 2014 el primer parque canino de la ciudad, ubicado junto al actual parque de Los Niños, con una superficie de 2.000 metros cuadrados. Asimismo, en la actualidad se está trabajando para la creación de nuevos espacios para estos animales.

En otro orden de cosas, el Ayuntamiento mantiene la campaña de concienciación dirigida a los dueños de mascotas para que colaboren con la limpieza de la vía pública. Para ello, están disponibles en las dependencias municipales, folletos informativos, dispensadores con bolsas y botellines para eliminar el olor de la orina de los animales. Junto a la tradicional bolsa para los excrementos sólidos, el equipo de gobierno distribuye 2.000 botellines para que los dueños de canes hagan una mezcla de agua y vinagre para eliminar el olor del pipí.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos