Estepona obtiene superávit por tercer año consecutivo tras liquidar las cuentas de 2017

Manuel Aguilar durante la rueda de prensa de ayer./Charo Márquez
Manuel Aguilar durante la rueda de prensa de ayer. / Charo Márquez

El equipo de gobierno habla de «los mejores resultados económicos de la historia» con 36,7 millones de euros de remanente

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

Tras liquidar el presupuesto de 2017, el Ayuntamiento de Estepona ha obtenido unos resultados que desde el equipo de gobierno han calificado de «históricos». El superávit presupuestario se ha situado en 34,25 millones, la estabilidad presupuestaria en 11,5 millones de euros y el remanente de tesorería en 36,70 millones de euros.

Se trata del tercer año consecutivo en el que el Ayuntamiento ha logrado situar todas las magnitudes económicas en positivo. El concejal de Hacienda, Manuel Aguilar, mostraba ayer su satisfacción por estos resultados durante la presentación de la liquidación y afirmaba que el Consistorio «ha tenido los mejores resultados económicos y sociales de su historia. Sin duda, este año el Ayuntamiento ha despegado económicamente superando todas las expectativas».

Otro de los datos positivos que ha revelado la liquidación de las cuentas de 2017 es que el Ayuntamiento ha pagado casi la mitad de la deuda heredada, que cifra en 300 millones de euros. En el ejercicio 2017 se redujo este débito en 26,5 millones de euros, situándose en la actualidad en 173 millones de euros. El edil explicó que el destino del superávit será el que marca la ley: pagar esta deuda.

Aguilar también destacó que Estepona es la ciudad de la provincia que, en proporción a su número de habitantes, «más invierte en equipamientos», en concreto, más de 12 millones de euros en 2017. En este sentido señaló que el presupuesto municipal para el ejercicio 2018 contempla más de 20 millones de euros para inversiones, destacando la obras del Hospital y la construcción del Estadio de Atletismo.

Recuperación

Según Aguilar, el Ayuntamiento «ha sentado las bases de la recuperación económica para muchos años, pues estamos hablando de que se ha producido un cambio económico pasando de la ruina y la quiebra en la que los socialistas dejaron el Ayuntamiento en 2011, a la estabilidad, recuperación e inversión». En este sentido, el edil se refirió al «esfuerzo inversor» que está realizando el equipo de gobierno «para mejorar y transformar la ciudad, acompañado de una bajada de impuestos durante los últimos siete años y de una reducción de la deuda que dejaron los anteriores gobiernos».

El concejal también apuntó a la austeridad como «clave» para lograr estabilizar las finanzas del Ayuntamiento. Así, recordó que el equipo de gobierno comenzó a reducir los gastos en 2011 en un 20%, cifrando el ahorro anual en 15 millones de euros. «Todavía seguimos con el lastre de la deuda heredada desde hace décadas de gobiernos socialistas, pero con estos datos económicos podemos afirmar que hemos conseguido la estabilidad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos