Un equipo de inspectores y policías controlará los excesos de ocupación de las terrazas

Terrazas montadas en la Plaza de los Naranjos. /Josele-Lanza -
Terrazas montadas en la Plaza de los Naranjos. / Josele-Lanza -

El Ayuntamiento prepara una campaña de vigilancia para acabar con los problemas de invasión de vía pública que existe en algunos puntos del municipio

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

El problema es especialmente visible en la plaza de los Naranjos, donde la ocupación de la vía pública con mesas y sillas de las terrazas de los bares y restaurantes ya dio más de un quebradero de cabeza el anterior equipo de gobierno tripartito. Llegó incluso a surgir una plataforma de vecinos y comerciantes que vienen reclamando que se ponga coto a la pérdida de espacio para el disfrute ciudadano en pleno centro de la ciudad. El delegado municipal de Vía Pública e Industria, José Eduardo Díaz, ha anunciado que este será uno de los primeros asuntos que se aborden desde el departamento que dirige con el inicio del nuevo año. Para ello, y para garantizar que se respetan los espacios otorgados por licencia se pondrá en marcha una campaña de control en la que un equipo de inspectores municipales de Industria y agentes de la Policía Local se ocuparán de velar por el cumplimiento de la normativa.

El trabajo comenzará, anuncia, «en las zonas de mayor conflicto y donde se concentra un exceso de ocupación de vía». Además, se delimitarán las terrazas en los espacios mediante unos «delimitadores anclados en el suelo marcando la ocupación máxima permitida».

Esta intervención forma parte de un proyecto más ambicioso que persigue la delegación municipal de Industria a la que, según señala José Eduardo Díaz, «hay que recomponer» después de «haber estado desatendida con el anterior equipo de gobierno». En este sentido ha anunciado que en un plazo de unos seis meses se quieren tener renovadas las ordenanzas municipales de cada una de las áreas con el objetivo de agilizar los trámites administrativos, especialmente los relativos a la concesión de licencias. Ello se complementará una reorganización de la plantilla. Además, se va a dotar al departamento de nuevas «herramientas tecnológicas» que contribuyan a esa perseguida agilización de los trámites.

Díaz acusó a los anteriores gestores municipales de haber dejado en la delegación «un tapón con más de 1.000 expedientes sin resolver» y que están saliendo adelante, dijo, «gracias al trabajo del personal municipal». Este panorama, defendió, «contrasta con el trabajo desarrollado en los tres últimos meses» cuando, según el concejal, la tramitación de licencias ha crecido un 63% con respecto al mismo periodo del año pasado. «Hemos pasado de 46 a 75. Son cifras esperanzadoras pero muy bajas en comparación con las que dejamos en 2015».

Entre las últimas licencias que se han tramitado destacan las de instalación otorgadas a tres nuevos hoteles que abrirán sus puertas en el Casco Antiguo de Marbella. Uno en la calle Ancha, y otros dos en las plazas de San Bernabé y Santo Cristo. A ellos hay que sumar el reciente permiso al antiguo Hotel Don Miguel para iniciar la obra.

Las críticas del concejal del PP tuvieron su respuesta por parte de su antecesor en el cargo, el socialista Javier Porcuna, para quien la cifra de 1.000 expedientes paralizados «es a la par que una fabulación del peor estilo, una exageración que no se sostiene con un cálculo simple, puesto que eso supondría que durante los dos años de gestión del anterior gobierno se habrían ido acumulando mensualmente casi 42 licencias sin tramitar, además de la que pudieran haber sido tramitadas; mientras que ahora el señor Díaz dice que es un éxito haber tramitado 75 en un trimestre». De esta forma, explica Porcuna, «lo que él entiende como un prodigio, motivado, según parece por su sola presencia, se queda en una manifestación inexacta, tendenciosa y patética».

Porcuna acusa a Díaz de «atacar con ansia y con datos poco finales e inventados al anterior gobierno», lo que en su opinión «no es más que una cortina de humo» frente a «planes de choque sin contenido, falta de gestión y cortedad de miras del PP».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos