El equipo de gobierno advierte una agilización en los trámites de urbanismo

Kika Caracuel y Félix Romero, ayer en el Ayuntamiento. /Josele-Lanza -
Kika Caracuel y Félix Romero, ayer en el Ayuntamiento. / Josele-Lanza -

La concejala del área destaca que se han concedido licencias por casi 40 millones de euros en los dos últimos meses

HÉCTOR BARBOTTA MARBELLA.

El equipo de gobierno municipal percibe un cambio de tendencia en la situación de la delegación de Urbanismo, donde en los últimos tiempos saltaron las alarmas por el retraso en la concesión de licencias. Según la concejala del área, Kika Caracuel, los números de los últimos meses ponen de manifiesto una sustancial mejora en la tramitación de expedientes.

La edil compareció ayer tras la celebración de la Junta de Gobierno Local, en la que se aprobaron licencias para siete obras por más de ocho millones y medio de euros. Las licencias aprobadas ayer se suman a las de septiembre y octubre por una cifra superior a los 29 millones de euros, según los datos aportados por Caracuel.

La concejala aseguró que estas cifras indican una tendencia positiva si se la compara con la del periodo anterior, ya que entre enero y agosto se aprobaron licencias para obras por 65,8 millones de euros, según sus datos

Caracuel y su antecesora en el cargo difieren en los datos sobre licencias aprobadas

La delegada de Urbanismo se mostró sin embargo prudente a la hora de estimar cuánto se está demorando en la concesión de licencias y recordó que el dato que se encontró al hacerse cargo de la Delegación era de un año y medio como media en la tramitación de los expedientes, que se acumulaban en un número superior a 1.500.

Caracuel aseguró que en este tiempo no se ha modificado la estructura de la delegación, pero advirtió de que lo hará si considera que es necesario. La edil se mostró muy crítica con su antecesora en el cargo, la socialista Isabel Pérez, aseguró que cuando llegó se encontró con un caos organizativo y recordó una protesta formulada por los sindicatos meses atrás, cuando denunciaron que los técnicos no sabían a quién tenían que reportar.

Ahora, según la edil, se ha hecho un esfuerzo de coordinación entre los diferentes servicios y está clara cuál es la estructura de mando. En ese sentido, recordó que el despacho que actualmente ocupa el director general de Urbanismo fue utilizado por el abogado Jaime Olcina, quien nunca llegó a tener un nombramiento oficial en la estructura municipal.

Oficina de información

Otro de los cambios que se han ejecutado, explicó, afecta a la información a los ciudadanos y consistió en recuperar la oficina de información de la planta baja, que, según afirmó, ha tenido desde entonces una actividad incesante.

Por otra parte, la edil explicó que estando abierto el periodo de alegaciones de la adaptación a la LOUA del Plan General de 1986 y tras la aprobación del texto refundido de ese mismo documento, está pendiente la aprobación de la modificación de las Normas Urbanísticas. Este trámite, según Caracuel, estuvo paralizado desde su aprobación inicial en julio de 2016, con las alegaciones sin resolver, y ahora el equpo de gobierno lo ha reactivado. «Las Normas Urbanísticas del 86 no responden a la realidad de lo que es hoy nuestra ciudad y es importante que se modifiquen», dijo. El objetivo es que antes de final de año sean aprobadas provisionalmente por el pleno.

Por su parte, la concejala socialista Isabel Pérez cuestionó los datos aportados por Caracuel y lamentó que la concejala de Urbanismo «tenga que mentir para intentar hacer creer a los ciudadanos que los de dos últimos meses son buenos».

Según Pérez «gracias a que fuimos recabando datos mensuales de licencias urbanísticas de enero a agosto, podemos demostrar que Caracuel miente, aportando cifras que no se corresponden con la realidad para tratar de vender una supuesta buena gestión, cuando lo que están haciendo es aprobar licencias tramitadas en la época anterior».

La que fuera edil de Urbanismo con el tripartito ha recordado que ya facilitó el pasado mes de agosto datos sobre el buen funcionamiento que estaba teniendo la Delegación y la tendencia positiva que se registraba mes a mes.

Por ello, ha recordado que «de enero a agosto de 2017, los datos de licencias efectivas suman una inversión total de 99.028.688,23 euros (no los 65 millones que aporta el bipartito), con unas cifras que han ido incrementándose todos los meses, y que esperamos que no estropee Caracuel con su gestión».

Fotos

Vídeos