Encontrar piso de alquiler, misión imposible en Marbella

Escaparate de una céntrica inmobiliaria. / Josele-Lanza -

El sector alerta de que el precio de las viviendas sube en muchos casos sin un criterio claroLa escasa oferta de contratos de larga duración ha disparado los alquileres hasta convertir a Marbella en la ciudad andaluza más cara para vivir de alquiler

PABLO COLLANTES

Basta con filtrar en los buscadores de pisos para darse cuenta de que encontrar un alquiler de larga duración en Marbella es casi una misión imposible. Los precios están por lo nubes y los alquileres vacacionales reparten cada vez menos trozo del pastel. Así lo constata el sector en la zona, que advierte de una incipiente demanda que llega a triplicar la oferta disponible.

Según los datos del portal inmobiliario Idealista.com, durante el segundo semestre del año, el precio medio de alquiler por metro cuadrado creció hasta un 11,6% con respecto al trimestre anterior, y más de un 7% en comparación con lo registrado en el mismo periodo de 2016.

Los alquileres vacacionales acaparan la mayor parte de la oferta disponible Los propietarios se aprovechan de la ausencia de regulación para pedir claúsulas más abusivas

En concreto, el precio actual del metro cuadrado en la ciudad, según las estimaciones del portal en el mes de junio, está en torno a los 12 euros, el más caro tanto de la provincia como del resto de Andalucía. Estos datos vienen a confirmar una constante que se repite en el mercado inmobiliario marbellí desde hace meses. Los alquileres se disparan por la escasez de oferta.

Daniel González, de la agencia González y Asociados, confirma que el bajón de propiedades «se agudiza gravemente» en el sector, y estima en torno a un 20% la crecida de los precios de las viviendas que ofrecen. «El 95% de nuestra oferta concentra alquileres de larga duración que ahora exigen un mayor presupuesto», afirma González.

Inmuebles de lujo

La Inmobiliaria Marbella, que alquila en la ciudad cerca de medio centenar de viviendas en el casco urbano, no confirma una drástica subida de precios, aunque admiten que el precio se ha incrementado en los últimos dos años. En su caso, las viviendas se dividen entre las de una calidad estándar y los considerados inmuebles 'de lujo'.

En el primer caso, el precio medio por un piso de un único dormitorio ronda los 550 euros, mientras que en el segundo la renta de los inmuebles se dispara hasta los 1.200 euros. «El cliente busca, además de la zona, que la vivienda tenga cierta exclusividad», explica Manuel Álvarez, comercial de la inmobiliaria. «En Marbella todavía no hemos notado los efectos de los portales inmobiliarios que ofertan viviendas por días o semanas. Es un problema al que de momento no nos hemos enfrentado», explica Álvarez.

Por su parte, Rocío Rodríguez, de Stand Inmobiliaria, achaca el crecimiento de la demanda al continuo crecimiento de la población que reside en Marbella. Stand Inmobiliaria tiene su sede en la Avenida Ortega y Gasset, una de las arterias principales de Marbella y a su vez la más costosa. «En esta zona los alquileres superan los 1.300 euros».

Rodríguez asegura que, pese al auge del alquiler vacacional de corta temporada, los propietarios tienen aún «mucho recelo» a dejar su vivienda en manos de varios inquilinos.

«Los portales de alquiler tienen un efecto contraproducente, ya que muchos propietarios rehuyen de sus servicios tras tener una mala experiencia». «La gente joven es la que mayor demanda hace de alquileres de larga temporada. Sin embargo, aquí no encuentra nada que se ajuste a sus posibilidades, por lo que se acaban mudando a zonas periféricas», explica.

Así lo constata también el comercial Jorge García, de Inmobiliaria Neptuno. García alerta de que muchos trabajadores se encuentran ante la imposibilidad de encontrar una vivienda que se ajuste a sus posibilidades. «Los alquileres que no suben de los 600 euros no duran disponibles más de un día y medio».

Entre el perfil de vivienda más demandada, aquellas que cuentan con uno o dos dormitorios y que incluyen, además, algún atractivo como por ejemplo contar con una terraza propia.

Pago con antelación

Otro de los principales handicaps a la hora de encontrar alquiler es el pago con antelación de los mismos. Cada vez con mayor frecuencia, con el fin de garantizar las estancias de larga duración, los propietarios llegan a solicitar hasta tres y cuatro meses por adelantado, llegando a triplicar el precio habitual del alquiler.

«Recibimos quejas de muchos inquilinos que no pueden hacer frente a un gasto tan alto desde el principio». Según la ley, lo habitual es pedir un mes de fianza y un mes corriente, aunque prácticamente ningún propietario se atiene la normativa.

Ante esta situación, muchos usuarios se ven obligados a compartir la vivienda, algo que tampoco suele estar permitido de forma contractual. «Hay inquilinos que alquilan a su vez las habitaciones para llegar a fin de mes. En el mercado del alquiler en Marbella hay mucha especulación», subraya el comercial.

Las inmobiliarias valoran negativamente que los precios se disparen desmesuradamente. «Los propietarios se guían por el boca a boca e incrementan el precio del alquiler sin criterio alguno».

De forma indirecta, las agencias inmobiliarias también ven mermados sus ingresos. «Nuestro margen de beneficio se estrecha conforme aumentan los precios». «Si las propiedades realmente acaban por alquilarse, es improbable que los precios vuelvan a bajar», concluye Sara Almansa, de Inmobiliaria Nevado. En Marbella, de momento, se alquila todo.

Más

Fotos

Vídeos