El ejercicio más sano para el corazón

Imagen de la presentación del evento con Arancha de Benito, Victoria Morales y Luis Lastra. / JOSELE-LANZA

El Club de Pádel Nueva Alcántara acoge el evento en el que se recaudarán fondos para los niños desfavorecidos en Nicaragua Hoy arranca la tercera edición del Torneo de Pádel solidario a favor de la ONG Infancia Sin Fronteras

PABLO COLLANTES MARBELLA.

En Nicaragua, el segundo país más pobre de América Latina, casi la mitad de la población está en el umbral de la pobreza de acuerdo con sus ingresos. Las estimaciones de la ONU indican que al menos uno de cada cinco niños nicaragüenses está desnutrido, especialmente en los hogares más pobres.

Por ello, tras los estragos del huracán Mitch, Infancia Sin Fronteras convirtió este país en su principal centro de intervención. En sus más de 12 años de trabajo, ya son cerca de 14.000 los niños y niñas que asisten diariamente a los 27 centros de desarrollo infantil que ofrecen servicios gratuitos de nutrición, educación, atención médica y psicológica.

Este es solo uno de los focos de ayuda que han llevado a la asociación a recorrerse medio mundo con el fin de aminorar los efectos de la guerra y los desastres naturales sobre la población civil, especialmente entre los más pequeños.

Para continuar en su lucha, el presidente de Infancia Sin Fronteras, Luis Lastra, presentó ayer en el Club de Pádel Nueva Alcántara la tercera edición del Torneo de Pádel a beneficio de la misma. Acompañado por la la responsable de Relaciones Externas de la organización, Arancha de Benito, Lastra agradeció la voluntad de todos los asistentes por visibilizar una problemática sostenida que impide que muchos menores tengan acceso a sus principales necesidades básicas.

En concreto, la recaudación de esta tercera edición se destinará al programa de salud materno infantil que la ONG desarrolla en el municipio de Matagalpa, en Nicaragua, y que beneficia a más de 12.000 menores.

Se trata de un programa integral que comprende tres líneas de acción: prevención, vacunaciones y salud reproductiva; diagnóstico, consultas médicas y psicológicas y controles de peso y talla; y tratamiento. farmacia social y complementos nutricionales.

El evento, que tendrá lugar los próximos días 10, 11 y 12 de agosto, estará respaldado por el Ayuntamiento, a través de la delegación de Derechos Sociales. La concejal del ramo, Victoria Morales, señaló ayer que se trata de «una gran oportunidad para respaldar la labor esencial que desarrolla Infancia Sin Fronteras para garantizar la atención sanitaria y educativa de niños en situación desfavorecida» y precisó que el evento «mezcla deporte, solidaridad, ocio y gastronomía».

Además, Morales quiso tener unas palabras de agradecimiento con las entidades locales que también colaboran con el torneo. «Marbella es una ciudad que cada vez potencia más su solidaridad».

La cifra de inscritos hasta el momento para la competición supera el centenar de participantes, en torno a unas 50 parejas, por lo que se espera que el evento supere lo recaudado en ediciones anteriores.

Un evento para todos

Por su parte, Arancha de Benito precisó que el torneo contará también con una cena benéfica «asequible a todos los bolsillos» que servirá un año más para demostrar la solidaridad de la ciudad con este tipo de problemática sociales. «En nuestro ánimo está también permitir que cualquier ciudadano que desee colaborar lo haga sin restricciones», explicó la presentadora.

La velada, que estará amenizada con flamenco, tendrá lugar el sábado 12 de agosto a partir de las 21.30 horas en el restaurante NAC Nueva Alcántara con un precio por cubierto de 50 euros para los adultos y 20 para los niños.

Tras la comida, se hará un original sorteo y una y una subasta solidaria. Las reservan pueden hacerse hasta el viernes a través del teléfono del restaurante.

«Desde Infancia Sin Fronteras trabajamos con tesón y esfuerzo en conseguir que lo que recaudamos, las ilusiones que recibimos, sean utilizadas con la mayor eficacia», concluyó Lastra. Durante el pasado año, del total de sus ingresos, Infancia Sin Fronteras recaudó cerca de un 65% a través de donaciones y aportaciones. Los proyectos de la organización se desarrollan principalmente en América Latina, África, Asia y España.

Fotos

Vídeos