Diputación licita la mejora de los accesos de la A-7 a Casares

Cruce en el que se acometerá la actuación. :: charo márquez
Cruce en el que se acometerá la actuación. :: charo márquez

Las obras, que tienen un presupuesto de más de 600.000 euros, podrían comenzar en noviembre y tienen un plazo de ejecución de 6 meses

CHARO MÁRQUEZ CASARES.

La Diputación de Málaga ha sacado a licitación, por un importe de 602.827 euros, las obras de ordenación de accesos en la carretera MA-8300, vía que une la A-7 con Casares, en un tramo de 140 metros, los más próximos a la autovía. El plazo de ejecución es de seis meses.

El diputado de Fomento e Infraestructuras, Francisco Oblaré, explicó ayer que, «debido al desarrollo inmobiliario de los últimos tiempos, en el tramo inicial de esta carretera existen varios accesos a urbanizaciones que provocan continuos problemas circulatorios y que afectan a la seguridad vial».

Oblaré añadió que, para paliar el problema, la Diputación ha redactado un proyecto que no solo mejora el tráfico rodado en la zona, sino que también facilita el tránsito peatonal.

El Ayuntamiento de Casares se felicitó ayer por la licitación de estas obras que llevan años demandando y recordaron que el grupo de IU en Diputación logró el apoyo suficiente para sacar adelante este proyecto a principios de legislatura.

Se trata de un tramo de carretera comprendido en unos 140 metros, en el que existen tres accesos completamente desordenados entre sí, que sirven para comunicar la vía con las urbanizaciones Bahía de Casares y Paraíso de la Bahía, así como con una zona industrial anexa a la A-7. Además de estos tres accesos, hay prevista la construcción de una nueva urbanización, que generará aún más cantidad de vehículos en la zona incrementando la problemática existente.

La carretera actual cuenta con dos carriles de 3 metros de ancho cada uno, sin arcenes. Y la solución proyectada consiste en un desdoblamiento de la calzada a lo largo de 140 metros, en concreto justo antes de la entrada a la urbanización Bahía de Casares, en la margen derecha, y del acceso a la gasolinera y zona industrial en la margen izquierda.

En el inicio de la actuación, se hará una rotonda que dará acceso a la urbanización Bahía de Casares y a la zona industrial. Mientras, en el tramo final se ha previsto un trazado que permita una circulación rotatoria, posibilitando tanto el acceso a la urbanización existente en la margen derecha, como la incorporación al actual trazado de la carretera dirección Casares pueblo, o bien el cambio de sentido hacia Casares costa.

Además, para permitir y mejorar la entrada a la urbanización Paraíso de la Bahía se creará un nuevo acceso que desemboca en una mini-rotonda, que canalizará el tráfico hasta esta urbanización o bien hacia el nuevo sector aún por desarrollar.

En relación al tránsito peatonal, se ha tenido en cuenta la ejecución del tramo de acera de la margen derecha que une las dos urbanizaciones existentes. Para permitir el cruce se han previsto sendos pasos de peatones elevado.

Fotos

Vídeos