Detenido en Marbella por ocho hurtos mediante la 'técnica del folio'

Detenido en Marbella por ocho hurtos mediante la 'técnica del folio'

Entraba en los comercios y distraía a sus supuestas víctimas con papeles en los que decía buscar trabajo

EUROPA PRESS

La Policía Nacional ha detenido en Marbella a un hombre de 28 años y nacionalidad rumana por presuntos delitos contra el patrimonio, ya que se le atribuyen hasta el momento ocho hurtos cometidos en la localidad malagueña, concretamente, siete al descuido, mediante la 'técnica del folio', y un robo con violencia e intimidación mediante sumisión química.

El hombre fue detenido el pasado 29 de noviembre cuando agentes lo sorprendieron en el momento en que se disponía a atracar a una mujer, a la que días antes ya había robado, en su lugar de trabajo, según informa la Policía Nacional.

La investigación que ha permitido el esclarecimiento de estos ocho presuntos ilícitos parte de la denuncia interpuesta a finales de julio por la dependienta de un comercio de la localidad que manifestaba haber sido víctima de un hurto.

La denunciante declaraba que se encontraba en su puesto de trabajo cuando, sobre las 20.00 horas, un desconocido entró en la tienda. El hombre le enseñó unos papeles que llevaba en los que decía buscar trabajo. Tras abandonar el lugar, la víctima, que no recordaba más de los hechos, echó en falta su móvil e inmediatamente comenzó a sentirse mal, motivo por el que necesitó asistencia médica.

Se estableció entonces un dispositivo conjunto que ha finalizado con la detención del presunto autor cuando se disponía a sustraer el móvil a la víctima. El investigado actuaba normalmente en comercios atendidos por mujeres, donde elegía a sus víctimas, a las que presuntamente sustraía teléfonos o carteras que dejaban -aunque fuera momentáneamente- encima del mostrador.

Técnica del folio

La modalidad utilizada por el investigado es la denominada 'hurto folio', según la cual, una vez elegido el comercio entre aquellos en los que haya mujeres al frente, el delincuente accede al negocio y utiliza como argucia el tener alguna discapacidad -normalmente simula ser sordomudo- y, con la ayuda de un cartel en el que pide trabajo o algún tipo de ayuda económica, distrae a la víctima -anulando su campo de visión- con el único objetivo de sustraerle el móvil u otros objetos de valor que tenga a la vista en el mostrador, según detalla la Policía Nacional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos