Desconocidos retiran las piedras que impedían la invasión en las Dunas de Artola

Así ha amanecido la zona, sin piedras y sin señal de tráfico. /SUR
Así ha amanecido la zona, sin piedras y sin señal de tráfico. / SUR

También han arrancado la señal de tráfico que prohibía el acceso a vehículos no autorizados

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

Apenas dos días han durado en su lugar las grandes rocas colocadas por el personal del área municipal de Sostenibilidad en las Dunas de Artola para impedir la invasión de vehículos en áreas donde no está autorizado el acceso al tratarse de zona protegida. La habitual inspección diaria del personal de Limpieza por el entorno se ha encontrado esta mañana con la sorpresa de que varias piedras -en concreto las que cerraban el paso- han sido movidas de su lugar dejando así vía libre de nuevo al paso de los coches. Tras dar aviso a los técnicos de Sostenibilidad se comprobaba que la señal de tráfico en la que se indicaba que estaba prohibida la circulación salvo para vehículos autorizados ha desaparecido.

Desde el Ayuntamiento concretan que el desplazamiento de las grandes piedras ha tenido que ser realizado con medios mecánicos, debido al gran peso, y durante la noche.

Más información

La medida adoptada hace unos días por los responsables municipales -aplaudida por los vecinos de las urbanizaciones aledañas y no tan bien vista por los empresarios de los chiringuitos- pretendía acabar con la invasión de coches que en esta época del año se produce en este punto del litoral marbellí, donde se encuentra una de las mejores playas de la costa. En la zona existe una parcela habilitada para el aparcamiento, que se abrió tras la obra de remodelación del entono que acometió hace dos años el Gobierno central. La avalancha de turistas hace que muchos de ellos opten por buscar otros puntos del entorno natural para dejar su vehículo cuando esta parcela se llena.

La Policía Local ha extremado la vigilancia en la zona para impedir que se ocupen áreas protegidas.

Fotos

Vídeos