La desaladora de Marbella se someterá a obras para reducir el coste de producción de agua en plena sequía

Imagen de la planta desaladora de Marbella. /Josele-Lanza -
Imagen de la planta desaladora de Marbella. / Josele-Lanza -

Acuamed, Acosol y la Mancomunidad firman una adenda al convenio de explotación de la planta que supone una inversión de más de cuatro millones de euros

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

La desaladora de la Costa del Sol, con sede en Marbella, la infraestructura de la que se tira para garantizar el suministro de agua cada vez que la presa de La Concepción se vacía, va a ser sometida a obras de modernización destinadas, fundamentalmente, al ahorro energético. La planta es el 'salvavidas' de la Costa en época de sequía, pero el coste de la factura eléctrica cada vez que se pone a funcionar es muy pesado. Por ello, la adenda al convenio regulador para la financiación y explotación de la instalación que acaban de firman la empresa de aguas del Estado (Acuamed) y la de la Mancomunidad (Acosol) persigue reducir ese coste apostando por la adaptación de parte de las actuales instalaciones, que ya han superado los 17 años desde su puesta en funcionamiento. Uno de los cambios más visibles será la sustitución de dos de las líneas de producción de las que dispone, con lo que se espera un ahorro de casi 5 millones de kilovatios al año en electricidad, que traducido al coste económico representa unos 323.000 euros anuales de ahorro.

En datos

4,1
millones de euros es la inversión prevista para la ejecución de los dos proyectos aprobados.
323.000
euros es el ahorro anual estimado en consumo de energía que permitirá la nueva tecnología.

Las actuación, que se espera pueda comenzar el próximo otoño, prevé dos proyectos. De un lado, «mejoras del desempeño energético en la parte de bombeo de agua de mar, pretratamiento y el bombeo de agua de producto». Y por otro, la mejora de la eficiencia energética. En total, 4.121.645 euros, de los que Acosol aporta un total de 3.701.000 euros (con cargo al canon mensual de explotación que paga anualmente a Acuamed y al que se aplica una subida hasta los 59.203 euros trimestrales) y el Estado, 800.000. La empresa de aguas dependiente de la Mancomunidad adelanta ahora de ese montante al que hace frente 1 millón de euros. El resto se abonará mediante el canon de los años entre 2010 y 2031, a razón de 236.813 euros anuales. La firma de la adenda al convenio con Acuamed fue aprobada en Consejo de Administración de Acosol.

«Esfuerzo inversor»

«Esta segunda adenda, que supone un esfuerzo inversor por parte de Acosol que aporta, en este momento, 1 millón de euros, es resultado de las políticas medioambientales de la Mancomunidad en materia de ahorro energético», explica la presidenta de la Mancomunidad, Margarita del Cid, quien subraya que la renovación de estas instalaciones «supone una mejora en la eficiencia de la planta, con la ventaja medioambiental y un ahorro muy significativo en consumibles y mantenimiento, liberando recursos para otras inversiones necesarias».

La planta, que puede producir 20 hectómetros cúbicos al año, es el ‘salvavidas’ de la Costa en época de sequía

En palabras del consejero delegado, Manuel Cardeña, «la firma de esta segunda adenda viene a mejorar y completar la financiación y explotación de la planta para seguir llevando a cabo mejoras en la gestión de la explotación y en la coordinación técnica entre las partes». Además, añade que «el funcionamiento óptimo de la desaladora es de gran importancia en la actual situación de sequía para poder asegurar y garantizar la producción de agua, si fuese necesario, para atender las necesidades y el abastecimiento de la población. Estamos en una situación de escasez de lluvias; por lo que se hace primordial no sólo la preservación de agua potable, sino garantizar la disponibilidad de una fuente de suministro como la desaladora, que tiene carácter de estratégica en estos momentos».

La empresa de aguas Acosol, dependiente de la Mancomunidad, viene explotando en virtud de un convenio con la empresa estatal Acuamed la planta desaladora con la que abastece al sistema de agua en alta de la Costa del Sol cuando los recursos hídricos disponibles merman. «Debido a que la planta fue construida hace más de 17 años y puesto que actualmente la tecnología con la que cuenta se ha visto superada por otras nuevas más eficientes energéticamente, resulta interesante la aplicación de éstas para mejorar el servicio que presta esta infraestructura», indican.

La planta desaladora de Marbella tiene una capacidad máxima de producción de 56.400 metros cúbicos de agua a día, equivalente a 20 hectómetros cúbicos al año, lo que contribuye al abastecimiento de 400.000 personas en temporada baja y hasta 1,2 millones en época estival.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos