IU denuncia la presencia de perros peligrosos en el entorno de un colegio en Estepona

El edil presentó el escrito el 6 de junio y lamenta que no se hayan tomado medidas estando próximo el comienzo de curso

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

El concejal de IU en el Ayuntamiento de Estepona, Valentín Berrocal, presentó un escrito en junio denunciando la presencia de perros potencialmente peligrosos en el entorno de un colegio público. El edil presentó este documento tras recibir las quejas de los vecinos de la avenida de Los Reales que le informaron de la presencia de los animales junto al CEIP Valeriano López, en concreto en dos solares sin vallar.

Berrocal explica que los propietarios de estos perros los llevan sin bozal y sin correa en horas del día en la que hay mucha gente por la zona. Añade que los vecinos denunciaron esta situación en varias ocasiones a la Delegación de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Estepona, así como a la Policía Local, por teléfono y de forma presencial en la propia comisaría.

Sin embargo, el edil lamenta que no ha obtenido respuesta desde la presentación en junio de su escrito y que «los vecinos no han notado ningún cambio pese a sus quejas». Critica además que el equipo de gobierno no haya incrementado la vigilancia y el control sobre los propietarios de estos perros potencialmente peligrosos cuando está próximo el comienzo del curso escolar. «La cercanía del CEIP Valeriano López a estos descampados genera una situación muy peligrosa para los niños y las niñas que acuden a este centro y para sus acompañantes», insiste.

Valentín Berrocal

Berrocal señala en su escrito que en las últimas dos décadas han muerto en España más de 20 personas por ataque de perros. Y solicita que el equipo de gobierno municipal tome las medidas oportunas para que sea aplicada la Ley sobre el Régimen Jurídico de la Tenencia de Animales Potencialmente Peligrosos.

Sobretodo que se apliquen las sanciones por dejar suelto un animal potencialmente peligroso o no haber adoptado las medidas necesarias para evitar su escapada o extravío. También que por hallarse el perro potencialmente peligroso en lugares públicos sin bozal o no sujeto con cadena.

El edil expone que la citada ley establece que «para la presencia y circulación en espacios públicos de los perros potencialmente peligrosos, será obligatoria la utilización de correa o cadena de menos de dos metros de longitud, así

como un bozal homologado y adecuado para su raza».

Berrocal confía en que el equipo de gobierno extreme los controles y la vigilancia policial en estos descampados y que se identifique a los dueños de los citados animales, «antes de que se produzca una desgracia y sobre todo, antes de que comiencen las clases».

Fotos

Vídeos