CSSP pedirá al Ayuntamiento que cese las subvenciones a su grupo municipal

Martínez adelantó que ayer que la dirección de CSSP propondrá la expulsión de Mendiola. :: i. gelibter/
Martínez adelantó que ayer que la dirección de CSSP propondrá la expulsión de Mendiola. :: i. gelibter

La dirección provincial expedienta a la concejal de Podemos, Victoria Mendiola, por negociar una lista con la formación morada para 2019

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

La amenaza de la dirección de provincial de Costa del Sol Sí Puede (CSSP) de expulsar a aquellos concejales que están negociando una lista unitaria con Podemos para las elecciones de 2019 comienza a hacerse efectiva. El partido, que nació en 2015 como una herramienta 'instrumental', mandará este lunes una serie de misivas a los ayuntamientos de Marbella, Estepona, Torremolinos y Benalmádena para pedirle a los secretarios municipales que cesen las subvenciones y demás asignaciones que reciben sus grupos municipales.

Según el presidente de la formación y concejal en Mijas, Francisco Martínez, se trata de una medida cautelar «que es una prerrogativa de los partidos» -sostiene- cuando los ediles se encuentran en proceso de expulsión.

No en vano, y según fuentes consultadas, este es un primer paso que acabará con la salida forzada de los ediles de CSSP que han participado en la negociación con Podemos para ir en una lista conjunta a los próximos comicios. En el caso de Marbella, la edil afectada es la portavoz del grupo municipal, Victoria Mendiola, mientras que en el resto de municipios los expedientes se han abierto a todos los concejales de CSSP.

En cuanto al citado expediente, éste se ha abierto por faltas «muy graves», y es la propia dirección la que propone la expulsión. «Uno de los motivos es que la propia señora Mendiola dice no reconocer a esta ejecutiva. Habría que recordarle que ella es concejal tras presentarse en una lista de CSSP, no en una de Podemos», apuntó Martínez. A partir de que los ediles afectados reciban la notificación (previsiblemente la semana que viene, según fuentes de CSSP), los concejales tendrán 15 días para alegar. Será después cuando se conozca la resolución definitiva.

Esta polémica comenzó un día después de que SUR hiciera públicas hace unas semanas las conversaciones para la conformación de una candidatura de confluencia en Marbella, Estepona, Torremolinos y Benalmádena, en las que participan los portavoces de CSSP en estos municipios y representantes de Podemos. Según aseguraron entonces desde CSSP, ningún concejal está autorizado «para negociar asuntos de índole supramunicipal con ningún partido político, así como tampoco para llegar a acuerdos con partidos políticos en ningún municipio sin el permiso expreso de su ejecutiva provincial».

En un documento al que SUR tuvo acceso, desde el partido instrumental explicaban que si eran expulsados perderían cualquier tipo de subvención o cargo de confianza adscrito al grupo municipal, entre otras medidas, en el caso de que fueran declarados como no adscritos. «CSSP es un partido político independiente de Podemos, con estructura propia en el que su ejecutiva es la única autorizada para realizar cualquier tipo de negociación con otros partidos políticos», sentencian las fuentes consultadas.

Por su parte, la propia Mendiola aseguró estar convencida de que esta acción tiene «poco recorrido». «He investigado legalmente y creo que -aparte de que tiene que estar fundamentado y con una versión mía-, un secretario tiene muy complicado valorarlo». Así, aseguró que ha consultado esta cuestión con el vicesecretario del Ayuntamiento de Marbella. «Me dijo que es un tema complicado, que tiene que estar fundamentado, que la causa no podía ser cualquiera y que no es tan fácil. Una medida cautelar es algo muy serio», añadió. En cuanto al expediente, la edil insistió en que no reconoce a la ejecutiva de CSSP. «No sé ni quién conforma la dirección ni quién toma las decisiones. Fue un partido de usar y tirar; nada más», sentenció.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos