Cruz Roja Marbella lanza un SOS al detectar un repunte del número de personas sin hogar

Personal de Cruz Roja durante una intervención con una persona que duerme en plena calle sobre un colchón rescatado de la basura. /SUR
Personal de Cruz Roja durante una intervención con una persona que duerme en plena calle sobre un colchón rescatado de la basura. / SUR

La ONG solicita la donación de sacos de dormir, esterillas e impermeables para que los sintecho afronten en mejores condiciones los meses más fríos del año

Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

marbella.Concilian el sueño en la playa, en un banco o en un soportal arrebujados con lo que pillan. La realidad de las personas sin hogar también se hace patente en la ciudad del lujo por excelencia, Marbella. Y la situación va a más. La división local de Cruz Roja se está viendo desbordada por el repunte del número de indigentes a los que atiende a través del Programa Intemperie, desarrollado para llevar ayuda básica in situ, cena y algo de abrigo, a los que malviven en las calles. La cuestión es que desde mediados del mes de octubre el número de atenciones por noche ha experimentado un espectacular crecimiento sin que haya una aparente explicación. Los voluntarios están socorriendo de media a unas 40 personas, el doble de lo que consideran habitual. Por este motivo, la ONG lanza la voz de alarma y solicita donaciones de sacos de dormir, esterillas e impermeables nuevos para que los sintecho puedan afrontar de la mejor forma posible los rigores de las noches de invierno. De manera secundaria, Cruz Roja pide asimismo prendas de abrigo como gorros, guantes y bufandas.

El presidente de Cruz Roja Marbella, Julián García, en contacto permanente con los Servicios Sociales de la ciudad, refiere que no encuentra explicación al crecimiento detectado y baraja la posibilidad de que el repunte guarde relación con el cierre de un centro de acogida en una provincia limítrofe. Aunque a través del Programa Intemperie los voluntarios llevan a cabo una asistencia puntual dos noche por semana y no abren expedientes de las atenciones realizadas, a la ONG le consta que la edad media de estas personas sin hogar ronda entre los 45 y 50 años. No obstante, también están atendiendo a ancianos que superan los 80, y que por edad son especialmente vulnerables a las bajas temperaturas que alcanzan los termómetros de madrugada en estos meses del año.

Ante el panorama, Cruz Roja ha conseguido gestionar, a través de la delegación municipal de Bienestar Social, ocho camas en el albergue Inturjoven de Marbella, el conocido como Albergue África, adonde están siendo derivas desde principios de mes aquellas personas que, por su fragilidad, tienen una «necesidad imperiosa de dormir en una habitación». Este compromiso se mantendrá hasta el día de hoy, 18 de diciembre, jornada en la que cierre el albergue y volverá a retomarse en enero con la reapertura del centro. El presidente manifiesta que para cubrir este 'impasse', el Ayuntamiento de la ciudad está trabajando contrarreloj en la localización de un local para habilitar un albergue provisional y hacer frente a esta situación de emergencia social.

Entre tanto, el llamamiento de Cruz Roja es claro: «Necesitamos ropa de abrigo para repartir entre estas personas. Sacos de dormir, esterillas y chubasqueros. Ahora en Navidad estamos recibiendo muchas ofertas de alimentos y juguetes y una manera magnífica de colaborar también es trayendo este otro material», apunta el presidente de la ONG en Marbella. «Son 40 personas las que están ahora mismo en la calle y nuestro objetivo es poder aportarles un poco de confort hasta que se pueda contar con el albergue provisional que está buscando el Ayuntamiento», resume García.

El responsable confirma que los nuevos usuarios del programa son personas en tránsito, ya que la población de indigentes de la zona de Marbella estaba localizada e identificada por los Servicios Sociales. «Ahora mismo con las personas que han llegado existe una situación de desbordamiento, porque hay que comenzar a atenderlas. Y eso pasa por hacerles una ficha social para ver de dónde vienen y en qué circunstancias se encuentran. De momento, lo único que sabemos y tenemos claro es que se ha duplicado el número de personas sin hogar que están viviendo en las calles de Marbella», subraya García.

Por experiencia la ONG es consciente de que la búsqueda de un albergue provisional por parte de la administración local no es la panacea para hacer frente a la situación, puesto que hay personas que rechazan este tipo de recursos por el hecho de tener que cumplir unas condiciones mínimas de silencio o higiene. «Nuestra obligación humanitaria para con estas personas que no quieren dormir en una cama es, por lo menos, facilitarle un saco y una esterilla para que duerman en las condiciones más adecuadas posibles», afirma el presidente de Cruz Roja Marbella, que apela a la generosidad ciudadana.

Aquellos que deseen colaborar con la causa pueden hacerlo poniéndose en contacto directamente con la asamblea local de Cruz Roja, a través del correo marbella@cruzroja.es o en el teléfono 952 861 688.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos