El Costa del Sol lanza una campaña sobre detección y tratamiento del ojo vago en niños

Personal de la unidad de Oftalmología del Hospital Costa del Sol ayer :: sur/
Personal de la unidad de Oftalmología del Hospital Costa del Sol ayer :: sur

La unidad de Oftalmología del hospital comarcal ha organizado una mesa informativa dirigida a padres y educadores

Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

¿Qué es el ojo vago y cuál es la estrategia para hacerle frente? Preguntas como estas fueron respondidas por personal de la unidad de Oftalmología del Hospital Costa del Sol durante una campaña desarrollada ayer para concienciar a padres y educadores sobre la importancia de la detección y tratamiento precoz de esta patología a la que los médicos llaman ambliopía.

Esta campaña centrada en la salud ocular de los niños se ha incluido en las actividad del 'Día Mundial de la Salud' conmemorado el pasado 7 de abril con el objetivo de transmitir un mensaje: cuanto más tarde se detecte la enfermedad y, por tanto, se comience el tratamiento, menos capacidad de recuperación, lo que puede afectar a que la visión adulta quede disminuida.

Facultativas de la unidad de Infantil y Estrabismo atendieron una mesa informativa con el apoyo de enfermeras y auxiliares de Oftalmología en el área de consultas externas. Allí explicaron las características de esta patología, así como la importancia de su diagnóstico precoz y de su tratamiento. Asimismo, repartieron trípticos explicativos elaborados en esta unidad a las personas interesadas.

En el Hospital Costa del Sol tres especialistas atienden unas 5.000 consultas al año relacionadas con la ambliopía, con la colaboración de otros facultativos del Centro de Alta Resolución de Especialidades (CARE) de Mijas, centro gestionado también por la Agencia Sanitaria Costa del Sol.

Desde el hospital comarcal explican que la ambliopía es un deterioro visual cuyo origen se encuentra en el cerebro, a nivel cortical. Cualquier circunstancia que contribuya a que la corteza cerebral visual no reciba una estimulación normal durante los primeros años de vida, dará lugar a una falta en su desarrollo, lo que popularmente se conoce como ojo vago.

Tratamiento

«La mayoría de los casos de ambliopía se producen porque el paciente tiene una graduación muy diferente entre ambos ojos. Esto se conoce como anisometropía y al ojo vago que resulta de esta situación, ambliopía anisometrópica. También es común que el ojo vago se derive de un estrabismo, y a veces, se da una combinación de estas dos situaciones», concretan las fuentes.

El ojo vago con frecuencia es unilateral por lo que el otro puede ver perfectamente. Es por ello que muchas familias piensan que no existe un problema hasta que es detectado en una exploración ocular. Los especialistas recomiendan que una buena edad para esta visita al oftalmólogo ronda entre los 4 y 5 años. Insisten en que el tratamiento de esta patología se beneficiará de un diagnóstico precoz. Si éste se retrasa, cuanto más se acerque el niño a los 10-12 años, peor respuesta se obtiene. De hecho, por encima de esa edad las opciones de mejorar la visión son escasas.

Las estrategias para afrontar la ambliopía son diferentes tal y como se puso de relieve en el mesa informativa del hospital comarcal. La graduación debe ser la adecuada, el estrabismo debe ser tratado y si existe una catarata congénita debe ser intervenida. Una vez hecho esto o al mismo tiempo, hay que estimular el ojo vago a la vez que se penaliza al ojo que mejor ve. ¿Cómo? Con parches oculares o gotas para la dilatación de la pupila que dificultan la visión, trucos que obligarán al ojo vago a ponerse las pilas, o sea a trabajar más.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos