La Corporación de Manilva muestra en pleno su preocupación por la inseguridad

Sesión plenaria ayer de la corporación municipal. /Charo Márquez
Sesión plenaria ayer de la corporación municipal. / Charo Márquez

El concejal del PP asegura que el municipio es «la prioridad máxima de la provincia» para el Subdelegado del Gobierno, pero no hay previsión de puesto principal

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

No estaba incluida en el orden del día del pleno ordinario celebrado ayer, pero la inseguridad ciudadana, tras registrarse dos muertes violentas en el municipio, fue, en parte, protagonista de la sesión. El portavoz del PSOE, Diego José Jiménez, sacó el tema en el punto de ruegos y preguntas para exponer que el diputado socialista Miguel Ángel Heredia había preguntado en el Parlamento sobre las previsiones del Gobierno para transformar el puesto ordinario de la Guardia Civil de Manilva en puesto principal, una reclamación que el Ayuntamiento viene realizando desde hace tiempo.

La respuesta fue que «no hay previsiones». Por lo que el diputado volvió a preguntar las razones y el Gobierno respondió que este despliegue «debe responder a cambios de realidades demográficas o de otro tipo que, por su importancia, aconsejen su modificación, circunstancia que no se ha producido en Manilva». Estas preguntas y respuestas se produjeron antes de que se registrara la muerte de un cabrero tras ser secuestrado en un casa de campo y la de un joven a las puertas de una fiesta tras recibir un puñetazo de otro asistente a la fiesta. Jiménez añadió que los Presupuestos Generales del estado no contemplan «ni un euro» para los cuarteles de la provincia.

El concejal del PP, socio del equipo de gobierno y responsable de Relaciones Institucionales, calificó de «obvias» las respuestas del Gobierno central y reconoció que a corto plazo no está prevista la creación del puesto principal. Pero aclaró que, tras los últimos sucesos «hay predisposición». Manifestó que en la última reunión que mantuvo con el Subdelegado del Gobierno, éste le comunicó que Manilva «es la prioridad máxima en la provincia de Málaga».

Por su parte, Agustín Vargas, primo del joven fallecido y concejal de Juventud, delegación que organizó la fiesta, expuso que «todo estaba controlado», que se obligó a la empresa organizadora a aumentar el número de guardias de seguridad y que esa noche trabajaban 12 policías locales (cuando lo habitual son 6), que se encontraban a escasos 50 metros del lugar de los hechos. Muy afectado, el edil reconoció que ha pasado por duros momentos en los que ha pensado abandonar su puesto «porque no tengo ganas de organizar fiestas ni ferias, pero sigo adelante y agradezco a todo el pueblo el apoyo a mi familia», comentó.

El pleno aprobó, con los votos en contra de la oposición, las garantías para el cumplimiento del objetivo establecido en el Plan Económico-Financiero del Ayuntamiento. El concejal de Hacienda, Marcos Ruiz, expuso que las cuentas están saneadas, que existe superávit, un remanente positivo de tesorería pero que se supera el techo de gasto en 800.000 euros por un pago duplicado al Consorcio de Bomberos y por las obras tras las inundaciones de 2016. El portavoz del PSOE aseguró que quedaban más de 500.000 euros sin justificar.

Más

Temas

Manilva

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos